México, 17 Jun. (Notimex).- Esta tarde perdieron la vida dos de los cuatro internos que habían resultado gravemente heridos, después del incendio registrado durante la madrugada en uno de los dormitorios de la Penitenciaría del Distrito Federal.

La Subsecretaría del Sistema Penitenciario y la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal informaron que en ambos casos, los internos perdieron la vida a causa de las graves quemaduras que presentaron.

Una de las víctimas es Fernando Domínguez Jauregui, de 31 años de edad, soltero y originario del DF, quien fue reportado muerto a las 15:30 horas en las instalaciones del Hospital Belisario Domínguez.

Dicho interno, quien purgaba una sentencia de ocho años de prisión, padecía trastorno de ansiedad y trastorno sicotrópico residual debido al uso múltiplo de drogas. Se encontraba bajo tratamiento.

En tanto, el interno Guillermo Durán Pérez de 52 años de edad, fue reportado muerto a las 18:40 horas. También se encontraba en tratamientos pues padecía de esquizofrenia paranoide.

Cabe señalar que esta persona estaba preso desde el 20 de noviembre de 1992. Purgaba una pena de 25 años de cárcel por el delito de homicidio califiado.

La PGJDF indicó que el siniestro ocurrido durante la madrugada tuvo lugar en la Estancia 10 del Dormitorio 1, Zona 4 de la Penitenciaría del DF, donde se encuentran internos con padecimiento psiquiátricos.

Respecto al estado de salud de los otros dos lesionados, identificados como Roberto Chávez Galindo y José Pedro Hernández Velasco, se informa que hasta las 19:30 horas su estado era delicado.

Sobre las causas de las causas del siniestro, la Subsecretaría del Sistema Penitenciairo detalla que de acuerdo con algunos expertos, este pudo originarse por alguna prenda de ropa que se puso a secar encima de una parrilla eléctrica, o en su defecto, por la colilla de un cigarro.

La titular de la mencionada subsecretaría, Celina Oseguera Parra, lamentó estos hechos y aseguró que se está brindando el “apoyo necesario” a los familiares de los fallecidos y de los lesionados.

Cae señalar que por todos los hechos anteriores se ha iniciado una averiguación previa, y será el Ministerio Público quien deslinde las responsabilidades que correspondan.