Sucedió lo de siempre
Tras el socavón que tuvo lugar la semana pasada en el Paso Exprés de Cuernavaca, las voces que señalan los errores cometidos por las autoridades a cargo de dicha construcción siguen siendo señalados. La ciudadania ha manifestado su indignación no sólo por la negligencia de las instituciones, sino por la falta de sanciones contra los funcionarios que las encabezan. En El Universal, el periodista Carlos Loret de Mola, escribe que “sucedió lo de siempre. Para construir el Paso Exprés de la autopista México-Cuernavaca ganó la licitación un consorcio que no fue ni el más barato ni el mejor. Hubo ofertas de menor precio y Aldesem-Epccor reprobó los exámenes de experiencia y calidad. Sucedió lo de siempre. Costó el doble de lo que se había dicho […]. Sucedió lo de siempre. La obra se construyó tratando de ganarle a la naturaleza, cortando un paso natural de agua. Sucedió lo de siempre. Lo inauguraron al vapor. Les urgía tenerlo para la Semana Santa de este año y tanto autoridades como empresas constructoras desoyeron las recomendaciones del Colegio de Ingenieros que, de entrada, alertaban de que la señalización no estaba bien. Sucedió lo de siempre. A los pocos días de que se inauguró, con rancios anuncios espectaculares de ‘Gracias, Señor Presidente’ y sobrevuelo para el spot presidencial, esa falta de señalización derivó en que un hombre murió porque le chocó un tráiler de doble remolque[…]. No hubo consecuencias. Sucedió lo de siempre. Desde hace semanas, los vecinos empezaron a advertir que el Paso Exprés estaba en riesgo de quebrarse. Sus oficios fueron desatendidos, archivados. Sucedió lo de siempre. No aguantó una lluvia fuerte. A los tres meses de inaugurado, se abrió un boquete, un socavón al que se fue un vehículo con dos personas. Sucedió lo de siempre. Los dos hombres estuvieron vivos entre hora y media y dos horas. Alcanzaron a comunicarse para pedir ayuda. El salvamento no llegó a tiempo. Murieron asfixiados. Eso sí, el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, presumió que el coche había sido rescatado. Sucedió lo de siempre. El funcionario encargado de supervisar la obra […] estaba en ese puesto por sus palancas, no por sus conocimientos […]. Sucedió lo de siempre. El Secretario prometió una investigación hasta las últimas consecuencias y removió a ese funcionario, de cuarto nivel en el organigrama. Sucedió lo de siempre. El Presidente dijo que no habrá impunidad. Sucedió lo de siempre. Ruiz Esparza está firme en su puesto. Ojalá que suceda lo que nunca”.

En otra referencia a que en nuestro país sucedió “lo de siempre”, el periodista Carlos Puig, escribe sobre la renuncia de un funcionario coreano por el hundimiento de un ferry, y retoma líneas escritas previamente sobre las responsabilidades de funcionarios de gobierno a la cabeza de las dependencias. En su espacio de opinión en Milenio cmenta que “el domingo 27 de abril de 2014, Chung Hon-won, Primer ministro de Corea del Sur, pidió perdón, dijo que asumía, de parte del gobierno, la responsabilidad y puso su renuncia en la mesa. 302 personas habían fallecido por el hundimiento de un ferry. Las investigaciones decían que la catástrofe se produjo por una combinación de ‘pobre ética de trabajo’ de la tripulación, lagunas en las normas de seguridad, aplicación laxa de la reglamentación. No hubo intencionalidad. No fue provocado. El Primer ministro presentó su renuncia. ¡Quedarme en el puesto presenta una carga demasiado grande para la administración —declaró Chung—; mientras veía a familias sufriendo con el dolor de perder a sus seres queridos y la tristeza y resentimiento del público, pensé que era momento de asumir toda la responsabilidad. Ha habido tantas irregularidades y prácticas que han salido mal’. En 2009, respecto a otro asunto grave, el ministro de la Suprema Corte Arturo Zaldívar escribió: ‘Los dirigentes son responsables de las entidades que dirigen. Son causantes de los éxitos, pero también lo son de los errores graves que se cometen por acciones u omisiones […]…Si desde el primer día cobran íntegro su salario y disfrutan de los beneficios del cargo que ostentan, es lógico y razonable sostener que, desde ese primer día, asumen la responsabilidad de la dependencia o entidad que dirigen […]. Un Estado democrático es un Estado responsable, y éste solo es factible con servidores públicos que asuman la responsabilidad de las instituciones que se encuentran a su cargo’. El ministro Arturo Zaldívar nunca pidió cárcel para alguien. Pidió que asumieran su responsabilidad. Gerardo Ruiz Esparza, como el resto, no son coreanos. Solo funcionarios mexicanos. Esta columna la publiqué, casi a la letra, hace tres años sobre otro evento trágico. Vivo en un país donde todo sigue igual”.

Que Ruiz Esparza conserve su puesto es un hecho que ha indignado a la ciudadanía, al respecto en el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, resalta que “si alguien conoce un buen quiropráctico, pásenle el dato a Gerardo Ruiz Esparza pues cada día le resulta más incómoda su silla en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Tras la reunión de gabinete del viernes en Los Pinos, el titular de la SCT salió bastante confiado de permanecer en el cargo pese a la tragedia del socavón en el Paso Exprés de Cuernavaca. Sin embargo, dentro del propio equipo presidencial hay quienes dicen que, por día, se vuelve insostenible. Comentam preocupados que Enrique Peña Nieto no parece darse cuenta del daño que le está haciendo mantener a su gran amigo al frente de la dependencia. ¿Por qué? Porque el problema ya no es técnico, no es un asunto de infraestructura, sino de sensibilidad política ante el hartazgo social”.

Mientras los peritos determinan la o las causas precisas del socavón en el Paso Exprés, en Milenio, el periodista Carlos Marín, escribe que “en tanto expertos repentinos continúan a la caza de culpables, conviene resaltar algunos datos específicos: La Comisión Estatal de Agua de Morelos envió el 31 de octubre de 2016 un oficio al delegado de la SCT, José Luis Alarcón, con la perspicaz petición vecinal de Chipitlán para que el tubo que cruza el paso exprés (bajo la autopista, y que sirvió por 24 años), de 1.22 metros de diámetro, se cambiara por uno de 2.44. El 3 de abril, después de un recorrido, ese mismo funcionario y personal de Protección Civil morelense acordaron que la delegación federal hiciera la ‘limpieza de las rejillas de los colectores pluviales’. Nueve días antes del derrumbe, los vecinos informaron al negligente de ‘filtraciones’ en el punto exacto donde se formaría el socavón. Lluvias excepcionales, basura y colapso del ducto se combinaron con el incumplimiento de compromisos y desatención a peticiones y advertencias por parte del ya cesado. Esta es la primera certeza, ojalá no la única sólida, de la tragedia”.

El regreso de Duarte
Con la extradición del ex Gobernador de Veracruz, Javier Duarte en puerta, las especulaciones acerca del proceso judicial que habrá de seguir en México han comenzado. En el Excélsior, su director, el periodista Pascal Beltrán del Río, escribe que “hoy […] será extraditado el ex Gobernador Javier Duarte. Como hemos dicho muchas veces, más allá de la imagen pública que lo condena sin atenuantes en el tribunal de la opinión pública, no será tan fácil lograr una condena similar en el terreno judicial. ¿Existen elementos contra Duarte? Sí, sobre todo, porque, por lo menos, dos de sus operadores financieros se han convertido en colaboradores de las autoridades, pero, incluso, así el proceso será difícil, más aún porque el ex Gobernador será juzgado, obviamente, con base en el nuevo sistema garantista, donde el sustento de cada acusación debe solventarse en pruebas concretas más allá de los testimonios de sus exoperadores”.

Por su parte en Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que “todo está listo para que el ex Gobernador de Veracruz Javier Duarte arribe este lunes a CdMx, procedente de Guatemala, y sea presentado ante el juez del Reclusorio Norte que ordenó su aprehensión por su probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Funcionarios del gobierno federal dijeron que el plan de la PGR para trasladar a Duarte seguía en pie, a menos de que surja un imprevisto de logística en las próximas horas”.

PRI hacia 2018
Con la elección presidencial de 2018 aproximándose, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha comenzado con una serie de cambios con los cuales esperan recuperar popularidad perdida en la presenta administración a cargo de Enrique Peña Nieto. Por ello en El Universal, el periodista Salvador García Soto, escribe que: “un ‘Documento de Trabajo’ interno, elaborado en el CEN del PRI para reformar los estatutos de ese partido en la XXII Asamblea Nacional que inicia el 12 de agosto próximo, propone abrir todas las candidaturas del priísmo, incluida la Presidencial en 2018, a ‘ciudadanos simpatizantes’ que tengan buen ‘nivel de competitividad, reconocimiento y aceptación entre el electorado’ con base en su prestigio, fama pública y los estudios demoscópicos (encuestas) […]. Esta reforma posibilitaría, de aprobarse en la Asamblea, que por primera vez en su historia el PRI pudiera postular como candidato presidencial, para las elecciones del próximo año, a un ciudadano no militante del partido […]. El documento del CEN tricolor, de 76 páginas […] propone varios cambios estatutarios, pero el más importante es el artículo 166. En ese postulado se centra la guerra en el PRI, entre grupos afines al Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y grupos que se pronuncian contra la imposición de un candidato presidencial sin militancia y que proponen, entre otras cosas, un proceso abierto para elegir al abanderado priísta al 2018. Para abrir la nominación presidencial a un ‘ciudadano’ se eliminan 3 líneas de la redacción actual del 166 y se le añaden conceptos como ‘candidatos a cargos de elección popular’ y ‘competitividad'[…]. Antes, en el artículo 23, el documento propone incluir entre las categorías de integrantes del partido una nueva: los simpatizantes, a los que define en un nuevo apartado: ‘V. Simpatizantes, los ciudadanos que ejercen sus derechos cívicos políticos electorales en congruencia con lo dispuesto en nuestra declaración de Principios y Programa de Acción’. Es decir, que la batalla que ha comenzado en el PRI con la irrupción pública de grupos como Alianza Generacional, Democracia Interna y otros, tiene sentido: viene una guerra en la Asamblea Nacional y es por las definiciones de la candidatura presidencial. Y los bandos están claros: peñistas agrupados en torno a Luis Videgaray y peñistas y priístas que no quieren que el canciller y su grupo impongan un candidato sin militancia probada. Es la guerra priísta por el 2018 y ha comenzado”.

Un complicado divorcio del PRI
El Frente Amplio Democrático sigue sumando voces a favor, pues en El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que “los líderes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido Acción Nacional (PAN), Alejandra Barrales y Ricardo Anaya, están muy animados pues diferentes voces, dirigentes y sectores de partidos como Nueva Alianza, Verde Ecologista y Encuentro Social han manifestado su interés de integrarse al FAD, pese a que en algunos casos sus dirigencias nacionales siguen sin definir si se sumarán al Frente o continuarán siendo partidos satélites del PRI. Nos dicen que dichas expresiones son un aliciente, por lo que esperan que en breve se sume también la sociedad civil organizada. Además de este complicado divorcio de los partidos con el PRI, también hará falta que el PRD y el PAN logren convencer a sus militantes y liderazgos de construir el Frente, cuya ambición mayor, aunque no la única, es lograr la construcción de una candidatura única para la contienda presidencial del próximo año”.

 

Focos rojos.
En tanto, sobre temas se seguridad, en el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, asegura que “entre julio de 2015 y junio de 2016 se emitieron tres alertas de género, de julio del año pasado al mismo mes de este año se han decretado ocho, de acuerdo con datos de la Secretaría de Gobernación. En las alertas de género del año antepasado se pedía a 33 municipios de los estados de México, Morelos y Michoacán poner atención en la violencia que se estaba ejerciendo contra las mujeres. De acuerdo con el Instituto Nacional de las Mujeres, en los últimos meses, 51 municipios de Chiapas, Nuevo León, Veracruz, Sinaloa, Colima, San Luis Potosí, Guerrero y Quintana Roo se les ha exigido llevar a cabo las acciones necesarias para garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia. Se debe trabajar en la prevención de la violencia, pero urge erradicar este mal que azota en nuestro país”.