Berlín, 18 jun (EFE).- Una fiesta convocada anónimamente a través de la red social Facebook, que a la postre tuvo que ser disuelta por la policía, dejó un saldo de 41 detenidos y 16 heridos en Wuppertal (oeste de Alemania).

La policía local informó hoy de que en la fiesta participaron cerca de 800 personas y que los agentes tuvieron que intervenir cuando empezaron a volar botellas y bengalas.

El ministerio de Interior del estado federado de Renania del Norte-Westfalia explicó que los altercados habían sido iniciados por un grupo de hooligans, seguidores del equipo de fútbol local que se habían mezclado con los asistentes de la fiesta.EFE