De acuerdo con las primeras investigaciones, los hechos ocurrieron en la Plaza Comercial La Fe de Apodaca, mientras una familia compuesta por una mujer y tres niños, un bebé y otros dos de cuatro y seis años, permanecían adentro del vehículo atacado.

Ciudad de México, 18 de junio (SinEmbargo).- Luego de que circulara un video donde se aprecia a tres presuntos taxistas, golpear con una bat a vehículos que se presume, dan servicio de transporte sin estar afiliados a la empresa Uber, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Nuevo León, informó que dos de los ignotos ya fueron identificados.

En un comunicado, Jorge Longoria Treviño, director de la Agencia Estatal de Transporte y Vialidad del gobierno estatal, dio a conocer que los dos presuntos atacantes ya fueron requeridos para que declaren, gracias a varios video que registraron el incidente.

“Tras reprobar las agresiones, Jorge Longoria, informó que la Procuraduría identificó a los propietarios de dos de los tres taxis que participaron en el ataque a través de videos recabados en el lugar”.

Longoria Treviño añadió que la Procuraduría ya la Agencia Estatal a su cargo investigan esta supuesta agresión, documentada en el video, y en el cual se observa como una familia tiene que descender del vehículo porque los presuntos agresores atacan el auto, aún con ellos adentro.

“En un primer video grabado por un particular con un teléfono, y el cual circula en redes, se aprecia como un vehículo del que desciende una familia es golpeado por hombres que viajaban en dos taxis amarillos y uno verde”, expuso el funcionario.

De acuerdo con las primeras investigaciones, los hechos ocurrieron en la Plaza Comercial La Fe de Apodaca, mientras una familia compuesta por una mujer y tres niños, un bebé y otros dos de cuatro y seis años, permanecían adentro del vehículo atacado.

Los documentos, en el caso de que se llegue a comprobar que los agresores son concesionarios, serán dados de baja definitivamente, además serán acreedores a sanciones penales.

“Los hombres que consumaron el ataque estarían ligados a la CTM de la entidad, mientras los dos vehículos dañados presuntamente no están afiliados al servicio Uber, y carecen de permiso para brindar servicio de transporte público”, indicó Longoria Treviño tras las diligencias.

Sin embargo, condenó que “la situación legal de los autos agredidos no justifica el ataque del que fueron objeto, ya que se puso en riesgo no sólo al conductor, sino a la familia que descendía de una de las unidades”.