Ciudad de México, 18 de noviembre (SinEmbargo).- José Manuel Mireles, integrante del Consejo Ciudadano de Autodefensa de Tepalcatepec, Michoacán, pidió esta mañana las cabezas de los líderes del crimen organizado en el estado para dejar las armas y explicó por qué tomaron la alcaldía de Tancítaro el pasado fin de semana.

El líder de las autodefensas dijo en entrevista con Carmen Aristegui, en Noticias MVS, que en días pasados los Caballeros Templarios secuestraron  y mataron en Tancítaro a dos mujeres a pesar de que sus familiares pagaron el rescate. Por ello, decidieron tomar al alcaldía de Tancítaro en protesta por estos hechos y para apoyar a la comunidad.

Para que dejen las armas, Manuel Mireles exigió a las autoridades federales “que nos entreguen las siete cabezas de los líderes del crimen organizado en Michoacán” y con pruebas de ADN verificar su muerte porque “luego los resucitan”.

Se refirió en específico a Nazario Moreno González “El Chayo”, Enrique “El Tío Nicho” Plancarte, Rigoberto, “El Tena”, “El Chicano” y “El Toro”, cabecillas de Los Caballeros Templarios.

Dijo que El Chayo “está vivo” y que no fue abatido por fuerzas federales. Afirmó que ha visto videos recientes de él donde amenaza a el Hipólito Mora, líder de la guardia comunitaria de ‘La Ruana’ .

nazario-promo

Como se ha dicho en otra versiones, Mireles declaró que “El Chayo” se presenta con el nombre de Ernesto Morelos Villa, tomando prestados nombre y apellidos de los héroes que dice admirar: Ernesto por “El Che” Guevara; Morelos, por José María Morelos, y Villa, por Francisco Villa.

Aseguró que en días pasados fueron plagiados cinco personas, entre las que se encontraban cuatro funcionarios del Instituto Federal Electoral (IFE) y el hijo de un empresario.

También reveló que los Templarios privaron de su libertad y asesinaron a cuatro integrantes de su familia, entre los que estaba una persona con discapacidad.

“A mí me han secuestrado y ejecutado a cuatro familiares. Fueron sacrificados como lo acostumbran… Fueron descuartizados”, aseveró.

Asimismo, dio a conocer que hay policías comunitarias en 45 regiones de los 19 municipios de Tierra Caliente.

Sobre las declaraciones de funcionarios que aseguran que las autodefensas operan para desplazar a cárteles y dejar la plaza libre a otros, dijo que “quieren denostar el trabajo limpio que hace el pueblo. No están desplazado al narco. Han recibido invitaciones de narcotraficantes pero no han aceptado”.

Entre las organizaciones criminales que, afirma, les han ofrecido ayuda e invitaciones están los cártel de Jalisco y el de Sinaloa.

El consejero de las autodefensas reiteró que de acuerdo con reportes de los comunitarios fueron 9 los presuntos Templarios abatidos. Sin embargo, en un comunicado del Gobierno de Michoacán, ayer se informó que el agente del Ministerio Público adscrito al distrito judicial de Uruapan, realizó el levantamiento de sólo dos cuerpos, mismos que presentaban lesiones producidas por arma de fuego.

AUTODEFENSAS ADVIERTEN CON EXPANDIRSE 

Nueve presuntos miembros de Los Caballeros Templarios fueron asesinados el sábado pasado tras un enfrentamiento en Tancítaro, Michoacán, según grupos de autodefensa de la zona.

De acuerdo con José Manuel Mireles, los pobladores de Tancítaro se armaron con rifles y pistolas en la plaza principal,  al escuchar por la mañana el repique de las campanas de la iglesia principal de la zona.

En entrevista con al agencia española Efe, Mireles aseguró que tanto civiles como integrantes de los grupos de autodefensa de los municipios de Buenavista Tomatlán, Tepalcatapec y Coalcomán, apoyaron el levantamiento en armas en Tancítaro, donde además fueron instaladas barricadas y puestos de control en los principales accesos.

Sumado a estos hechos, en diferentes estados del país se registraron 19 asesinatos el pasado fin de semana. 

Tras la toma de la plaza del municipio de Tancítaro, el grupo de autodefensa de Tepalcatepec advirtió que expandirá su presencia en Michoacán.

A través de las redes sociales, José Manuel Mireles, líder del grupo envió el siguiente mensaje: “Llegó el momento pues de que se incorporen con nosotros a la defensa de su vida, porque ésta es una lucha a muerte”.

En el audio, que fue difundido desde el perfil Valor por Michoacán en Facebook, Mireles llamó a la rendición de los integrantes del crimen organizado.

Les pidió a los delincuentes entregarse al Ejército o a la Policía Federal, con la promesa de que no tendrán ningún problema.

“Pero cuando nosotros lleguemos, todos aquellos que sigan robando, matando gente, secuestrando, ejecutando, pues nosotros tenemos como objetivo único exterminar al crimen organizado de todo el estado de Michoacán, para que le vayan pensando”, aseguró.

De acuerdo con el también médico, el siguiente pueblo a ocupar es el de Los Reyes, pues -dice- es una de las zonas donde se registran más secuestros y ejecuciones de autodefensas.

Las declaraciones de Mireles tienen lugar un día después de que él mismo diera a conocer, por medio de una entrevista a la agencia Efe, el asesinato de nueve presuntos miembros de Los Caballeros Templarios tras un enfrentamiento en Tancítaro.