El grupo de activistas Anonymous logró este día el que ha sido considerado ya como el mayor ataque de la historia de Internet, tanto por la cantidad como por la importancia de las instituciones y compañías cuyos sitios fueron afectados. Fue su respuesta al cierre de Megaupload en Estados Unidos, y una “probadita” de lo que harían si la controvertida Ley SOPA es abrogada.

En el ataque inicial habrían participado 5,635 simpatizantes (Anons) de Anonymous en todo el mundo. El mismo grupo ha pedido a sus militantes “desaparecer” y tomar precauciones “si tomaron parte de la acción colectiva”.

Se espera que las agencias norteamericanas de inteligencia respondan con la misma beligerancia.

Anonymous ha tenido la osadía de cerrar el sitio de la que se supone es la mayor agencia de inteligencia del mundo: El FBI o Buró Federal de Investigaciones. Pero no se ha quedado allí. Logro tirar incluso la web de la Casa Blanca, por el que transmite sus mensajes el presidente de Estados Unidos.

A través de una de sus cuentas de Twitter (@anonOps), el grupo anunció que el sitio web del FBI se encontraba caído debido al ataque de miles de internautas mediante la modalidad DoS (Denial of Service), por la cual las solicitudes para obtener información de la página web superan la capacidad del servidor.

Antes, diversos grupos de Anonymous compartieron con los usuarios de Facebook y Twitter diferentes “hives”, o colmenas, desde los cuales podían atacar al FBI.

Anonymous advirtió que las acciones de la operación codificada como #OpMegaupload durarán toda la noche.

Barret Brown, periodista cercano a Anonymous, aseguró cerca de la una de la mañana: “Esto acaba de empezar. Estamos haciendo una campaña dirigida contra los demócratas que apoyan la SOPA”.

Los sitios afectados hasta este momento son:

• La Casa Blanca

• El FBI

• El Departamento de Justicia de EU

• Copyright.gov

• Warner Music

• Universal Music Group

• Motion Picture Association America

• Hadopi.fr (web sobre la ley Sinde francesa)

• BGI.com

• Broadcast Music Inc

• Recording Industry Association of America

• Utah Chiefs Of Police Association

La elección de objetivos ya no parece exclusiva de Anonymous. Por mensajes en Twitter, grupos independientes e individuos proponen otras sedes digitales para asaltar en respuesta al cierre del popular servicio de almacenamiento y descarga Megaupload.

A pesar del ciberaqtaque, algunas de las páginas mencionadas ya restablecieron su servicio en línea, aunque no todas.

También los internautas se han encargado de abrir páginas alternas que ofrecen el servicio de Megaupload, sin embargo, dichas páginas duran muy poco tiempo en la red.

La página web de la Oficina Federal de Investigación de Estados Unidos ha quedado fuera de servicio tras ser bloqueada, hecho que se atribuyó  el grupo de piratas informáticos Anonymous, en protesta por el cierre de la página de descargas Megaupload. A través de su cuenta de Twitter (@anonopshispano), Anonymous publicó la noticia que logró “tirar” la página del FBI, durante su #OpMegaupload.

Además de los sitios del Departamento de Justicia estadounidense y de la productora Universal Music, también han limitado el acceso a la página de la Asociación Americana de la Industria de Grabación, la asociación de jefes de Policía del estado de Utah y la página de registro de la propiedad intelectual.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) anunció hoy el cierre de la página de descargas Megaupload tras una investigación de dos años que se ha saldado con la detención de cuatro personas en Nueva Zelanda por un supuesto delito de piratería informática.

Las autoridades acusan a Megauploud de formar parte de “una organización criminal responsable de una enorme red de piratería informática mundial” que ha causado más de 500 millones de dólares en daños a los derechos de autor.

El FBI señaló que la operación desvelada hoy no tiene conexión con el proyecto de ley antipiratería SOPA, promovido por el Congreso de EE.UU. y que provocó el “apagón” ayer de varias páginas en señal de protesta.

El proyecto SOPA obligaría a los motores de búsqueda, proveedores de dominios y empresas de publicidad estadounidenses a bloquear los servicios de cualquier página web que esté bajo investigación del Departamento de Justicia estadounidense por haber publicado material bajo derechos de autor y se encuentre en cualquier lugar.

Aproximadamente 180 minutos después del cierre de Megaupload y de la difusión de la noticia a velocidad de vértigo, Anonymous coordinó, de forma silenciosa pero sin pausa, ataques a las páginas citadas hasta dejarlas inaccesibles.

Una de las cuentas habituales del grupo, cuya actividad ha sido moderada en los últimos meses, celebró primero la ‘caída’ de los sitios web de Universal y el Departamento de Justicia. Poco después anunció también el colapso de los de la RIAA y la MPAA.

“Te lo advertimos, si eres un Anon (hacker) que ha participado hoy en los ataques contra los Departamentos que están en contra de los que apoyan SOPA, por favor, toma precauciones”, añadió este grupo en un tweet.