Ciudad de México, 19 de febrero (SinEmbargo).– Un niño de seis años ingresó al Hospital General Alfredo Pumajero, en Matamoros, Tamaulipas, por presentar una “aguda congestión alcohólica”, según reportes, había bebido entre seis y diez cervezas.

Los médicos que atendieron al menor lo entregaron al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) municipal, reportó el diario El Mañana.

El menor se desmayó minutos antes de ingresar al kinder. Autoridades del plantel dieron cuenta del estado de ebriedad en que se encontraba el menor.

Por su parte, David Morales Vélez, director del DIF, señaló que por motivos de seguridad, el niño se quedará bajo el resguardo de la casa hogar de esa dependencia.

“Esto puede resultar chistoso para muchos pero para nosotros es preocupante, pues es casi un bebé y por eso nos vamos a hacer cargo de él en la casa hogar”, dijo.

Asimismo, expresó que están indagando las causas que orillaron a este infante a ingerir tal cantidad de bebidas embriagantes.

La madre, tiene 24 años de edad y vive en la colonia Palmeres. Al ser entrevistada por el personal del DIF aseguró que estudia y trabaja en un cibercafe y que no tiene tiempo para cuidar a su pequeño hijo, por lo que lo deja bajo el cuidado de los vecinos quienes continuamente se están embriagando.

“Nadie puede argumentar que se trató de un accidente, todos están bajo investigación. El abandono y embriagar o dar a probar cerveza a un menor es un delito y nosotros no lo vamos a tolerar”, señaló.

Morales Vélez informó que actualmente el caso está en manos de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia y conforme avance la indagatoria se irán fincando responsabilidades.

Esto incluye a la madre del menor por el delito de abandono de infantes y a los vecinos, por el probable delito de perversión de menores, siempre y cuando se demuestre que incitaron al menor a ingerir las cervezas.