Ciudad de México, 19 de abril (SinEmbargo).- Se acabó la luna de miel entre el Partido Revolucionario Institucional y los partidos de oposición en el Congreso de la Unión, que los había unido con motivo de los compromisos de Pacto por México, una vez que empezaron los conflictos electorales.

Para muestra dos botones, la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional en la Cámara de Diputados anunció que el próximo martes presentará la solicitud de juicio político contra Rosario Robles Berlanga, Secretaria de Desarrollo Social y contra el Gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, tras la denuncia que realizó la dirigencia nacional del partido, sobre presuntos delitos electorales que estarían planeando funcionarios de Sedesol en Veracruz.

El miércoles, acompañado de los coordinadores panistas en la Cámara de Diputados y el Senado, Luis Alberto Villarreal y Ernesto Cordero, el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz, presentó grabaciones que involucran a funcionarios del gobierno de Veracruz,  así como a funcionarios del gobierno federal, de participar en una estructura para usar programas sociales con la intención de obtener votos.

Madero acusó al Gobernador de Veracruz de crear una estructura electoral paralela, conformada por 57 funcionarios de gobierno, tanto local como federal, para apoyar con recursos de programas sociales a los candidatos priistas.

La segunda, mientras los diputados debatirán un eventual juicio político contra Rosario Robles, el Senado de la República citará a comparecer a la titular de la Secretaría de Desarrollo Social.

Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

DIPUTADOS ABANDONAN SESIÓN 

Luego de que perdieran la votación para debatir el tema durante la sesión de este jueves, diputados del PAN y PRD abandonaron el salón del pleno para “reventar” la votación de seis dictámenes restantes.

Afuera, el líder parlamentario panista Luis Alberto Villarreal informó que sus legisladores no tolerarían quedarse callados sobre un tema que los medios tradicionales de comunicación, no le dieron la importancia debida. Y allí soltó la bomba, anunció su propuesta “Para someter a consideración de esta Cámara la solicitud de juicio político por hechos que ya se denunciaron ante la Procuraduría General de la República en contra del Gobernador Javier Duarte y de la Secretaria der Desarrollo Social del Gobierno de la República, Rosario Robles Berlanga”.

Previo a este anuncio, mientras se desarrollaba la sesión ordinaria de la Cámara de Diputados, el Diputado blanquiazul Víctor Serralde Martínez solicitó incluir en el orden del día, un debate en tribuna sobre la intentona priista de usar los programas sociales con fines electoreros, en Veracruz, su tierra natal.

A la petición se sumó la legisladora perredista, María Guadalupe Moctezuma Oviedo. “Se me hace un cinismo lo que sucedió el día de ayer en Veracruz, sobre todo haciendo mención de lo que acaba de nombrar el Diputado Montano, porque necesito que se investigue a profundidad y que se llame a juicio político a la Secretaria de Desarrollo Social, así como al Gobernador Javier Duarte por malversación de recursos”, alegó desde su curul.

Luego de una larga de diputados de derecha, izquierda y centro para expresar sus opiniones, la asamblea votó y el bloque priista consiguió su objetivo. Retrasar para el siguiente martes, el debate sobre las grabaciones que presuntamente incriminan a delegados estatales de Sedesol –anteriormente ex funcionarios del gobierno de Veracruz-, que en reuniones privadas instruían a subalternos a usar programas sociales para promover a los candidatos priistas, rumbo a las elecciones locales del próximo 7 de julio.

Acto seguido, panistas y perredistas salieron por los accesos más cercanos y le siguieron diputados del Partido del Trabajo. Tras su salida del salón del pleno, los diputados ofrecieron una conferencia de prensa para justificar su actitud.

“El PRI se niega siquiera a discutir este tema de cara a la nación, lo que hoy señalábamos era que abriéramos esta discusión para que el pueblo de México pueda ver a sus representantes discutir algo que para todos es indignante”, apuntó el líder parlamentario del PAN, Luis Alberto Villarreal.

Panistas y perredistas subrayaron que los presuntos delitos electorales que documentaron mediante grabaciones en Veracruz, podrían replicarse en todos los estados donde también se celebrarán comicios, el próximo 7 de julio.

En el mismo sentido, el líder parlamentario del PRD, Silvano Aureoles llamó a priistas y pevemistas a tomar medidas de fondo, para evitar que se comprometan a tomar medidas de fondo contra las denuncias por posibles delitos electorales y no cerrarse al debate.

“Que a quienes hayan sido tomados en plenos hechos violando la ley, sean castigados. No es suficiente con que se diga que ya los cesaron o que ya renunció, no, siempre la cuerda se rompe por lo más delgado y seguramente a quien hoy están sacrificando era un funcionario que solamente cubría y atendía instrucciones”, sostuvo el pastor perredista.

Minutos más tarde, el líder parlamentario del PRI, Manlio Fabio Beltrones, llamó a sus colegisladores a dejar de lado las estrategias electorales, continuar con la sesión ordinaria y sacar adelante los dictámenes pendientes de votación.

“Pero el trabajo legislativo no se puede confundir, nosotros estamos en la Cámara de Diputados, sabemos de estrategias político-electorales, pero hoy la ciudadanía está esperando de nosotros respuesta a buena parte de la modernización que está demandando para el beneficio del país”, indicó Beltrones.

Conocedor del “jaloneo” político, Manlio Fabio Beltrones sugirió que con su actitud, la izquierda y al derecha sentaban un precedente para que el PRI impusiera el debate de temas coyunturales durante las sesiones, temas que no fueran convenientes de la oposición.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, el priista Francisco Arroyo Vieyra, rechazó las acusaciones de que el PRI está detrás de los funcionarios de Sedesol que promoverían el uso electorero de programas sociales.

“De ninguna manera. El PRI regresa al Poder pero sabe, entiende que la política es una muy distinta y que queremos que los procesos electorales sean limpios, sean justos y sean equitativos. Queremos ganarnos el favor de la sociedad con acciones y con el ejemplo de un gobierno que está haciendo cosas”, comentó en entrevista previa a la salida de diputados de oposición de la sesión del pleno.

Diputados panistas y perredistas abandonan la sesión. Foto: Especial

Diputados panistas y perredistas abandonan la sesión. Foto: Especial

EN EL SENADO, LA OPOSICIÓN TAMBIÉN SE LANZA CONTRA EL PRI

A solicitud de legisladores de Acción Nacional, la Cámara Alta acordó citar a comparecer el próximo martes a la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles.

Luego de que los panistas amagaran con abandonar la sesión, en protesta porque los priistas no permitieron debatir un punto de acuerdo propuesto por el veracruzano Fernando Yunes, legislador del PAN.

El PRI cedió a la amenaza para evitar un espectáculo similar al sucedió en San Lázaro, y el líder de los senadores priistas aceptó dar entrada al debate. La discusión se realizó entre familia, Fernando Yunes, Héctor Yunes y Francisco Yunes, todos parientes, todos de Veracruz. El primero panista. Priistas los dos restantes.

Cuando nuevamente subió a tribuna, el panista Fernando Yunes Márquez de inmediato se refirió al Pacto por México, y pidió a los mandatarios estatales dejar de lado sus intereses personales y electorales, en clara alusión al Gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

“Se habló desde un principio que había que definir y diferenciar entre las contiendas electorales y el Pacto y nosotros estamos totalmente de acuerdo en eso, pero lo que no podemos permitir es que se sigan dando este tipo de prácticas en muchas de las entidades federativas que al día de hoy no conocen muchos gobernadores ni límites, ni la democracia”, sostuvo el panista.

Uno por uno, se refirió a los delgados estatales de Sedesol que presuntamente participarían en la intentona priista por ganar votos con los programas sociales federales.

“Cómo defender a quién confiesa vender las despensas de Sedesol en 50 pesos, ‘de esas chonchas’, como él dice.

Cómo defender a un Secretario de Finanzas que maneja un presupuesto de casi 92 mil millones de pesos y que dice: ‘Que aquí los de Oportunidades jalan porque jalan’.

Cómo defender a un Secretario de Salud que con recursos del Seguro Popular dice: ‘Que las sillas de ruedas sólo son para los priistas y las entregan los candidatos’.

Cómo defender a un Secretario de Salud que dice: ‘Que comprar una elección no es fácil, que hay que saber a quién comprarle los votos para que luego no nos vean la cara de…’, lo que ustedes ya saben”, señaló en su intervención Yunes Márquez.

En respuesta el priista Héctor Yunes Landa indicó que durante su campaña para ser Senador -cuando el Gobierno Federal era de extracción panista-, recibió la queja reiterada de muchos militantes priistas, a quienes se les había prohibido acudir a los eventos de los candidatos del PRI, con la amenaza de que si iban, les quitarían los beneficios de los programas sociales.

“Obviamente eran priistas no identificados por el Gobierno federal de entonces, como tales, entonces por tanto, beneficiarios de esos programas, incluso en Coatepec, Veracruz, ciudad cercana a la capital del estado, en un evento de partido mostré mi Ipad de lo que acaba de encontrar por internet que era el nombre de la regidora panista en Coatepec, beneficiaria del Programa Oportunidades, lo cual nunca me fue negado” detalló.

Por su parte, el legislador tricolor Francisco Yunes Zorrilla pidió que se hasta las últimas consecuencias, porque podría tratarse de un montaje.

“El PRI el principal interesado en que se profundice en la investigación de los hechos acontecidos en los últimos días, que se deslinden responsabilidades; que si hay culpables paguen su culpa, pero que de la misma manera si no hay responsabilidad, si es montaje”, puntualizó.

OTRAS VOCES EN EL CONGRESO CONSIDERAN QUE ESTÁ EN RIESGO EL PACTO 

La panista Mariana Dunyaska García Rojas, Diputada por Veracruz, señaló que la corrupción y la compra de votos ha sido una constante durante los gobiernos priistas en la entidad. Ésta y otras prácticas electorales “irresponsables e irrespetuosas”, hoy ponen en serio riesgo su llamado Pacto por México, dijo.

“De nueva cuenta se ha puesto en evidencia la corrupción del gobierno de Javier Duarte y su injerencia, junto con la de Enrique Peña Nieto a través de la Secretaría de Desarrollo Social, en el proceso electoral para favorecer a su partido el PRI. No es un asunto nuevo, pero pone en riesgo el Pacto por México y las consabidas reformas estructurales”, subrayó la legisladora veracruzana.

Calificó como “una simulación” la destitución del delegado de Sedesol en Veracruz, Ranulfo Márquez Hernández y otros 6 funcionarios más, implicados en la entrega condicionada de los apoyos de la denominada Cruzada Nacional contra el Hambre.

“Esos funcionarios que en apariencia son sancionados, sólo se remueven y pasan a formar parte de otras dependencias del propio gobierno federal, lo cual es una simple simulación su receso o despido”, aseguró.