México, 19 Jun. (Notimex).- Los trabajos de remodelación de la Alameda Central, considerado el primer jardín de América y el más antiguo de esta metrópoli, están varados debido a la sequía que afecta a todo el país y en especial a esa zona de la ciudad.

Alejandra Moreno Toscano, Autoridad del Centro Histórico, comentó a Notimex que las obras de remodelación integral de ese sitio, uno de los lugares de esparcimiento más entrañables para los habitantes de la urbe, tendrán que esperar a que se revierta esa problemática.

Explicó que los trabajos de jardinería, que consisten en la remoción y cambio de tierra, así como la recuperación del arbolado, siguen sin avances, aunque en estos momentos un grupo de expertos de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) realiza estudios en la zona, “árbol por árbol, plaga por plaga”, a fin de resolver la situación.

“Tenemos un problema de sequía, (el parque) lo tenemos que recuperar con la mejor tecnología a nuestro alcance y una estrategia a largo plazo”, dijo Toscano, al tiempo que manifestó que la institución a su cargo realiza, además, un programa de rescate en el que participan expertos internacionales.

“Estamos terminando de conjuntar todo lo que se necesita para dar el siguiente paso que es su plena recuperación, empezar con una lógica de reestructuración.

“Nos dimos cuenta de que se trata de un proceso que requiere sin lugar a dudas, una visión mucho más profunda”, señaló.

Y es que para Moreno Toscano, La Alameda debe ser un espacio más verde, más fresco, disfrutable y muy parecido a lo que es, porque su diseño es del siglo XVIII.

“Lo que necesitamos cuidar en el Centro Histórico es que tenemos que implementar estrategias de conservación de los espacios verdes, mucho más fuertes de las que veníamos haciendo”, admitió.

Además de las labores de jardinería, el parque era sometido a diversos trabajos de restauración en sus fuentes, esculturas, andadores, adoquines, mobiliario vial, señalización e iluminación.

En este proyecto de rescate de la Alameda Central, participan además de la Autoridad del Centro Histórico, la Secretaría de Obras y Servicios del Distrito Federal, así como el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Enclavado entre las avenidas Juárez e Hidalgo, en el Centro Histórico, el emblemático espacio de 80 mil metros cuadrados, testigo mudo de grandes acontecimientos que han transformado la vida del país, forma parte de la campaña “Te quiero Centro Histórico”, puesta en marcha en febrero del 2010 por el Gobierno capitalino.

La remodelación más reciente a este lugar, se llevó a cabo en mayo del 2003, en esa etapa se realizaron labores de restauración, limpieza y restitución de monumentos, fuentes y esculturas, entre otros trabajos.