Griselda Triana encabezó el panel que llevó el nombre de su esposo asesinado hace cinco meses, celebrado en la Torre Académica de la Universidad Autónoma de Sinaloa junto a otros periodistas.

Pósters del periodista que el lunes pasado fueron pegados por la avenida Álvaro Obregón, Ángel Flores, Corona, Andrade y Escobedo, en Culiacán, amanecieron pintados.

Foto: Noroeste

Sinaloa/Ciudad de México, 19 de octubre (Noroeste/SinEmbargo).- La viuda del periodista y escritor sinaloense asesinado Javier Valdez Cárdenas, expuso en el panel del Coloquio de Violencia que en ocasiones se ha sentido engañada por las autoridades.

Griselda Triana encabezó el panel que llevó el nombre de su esposo asesinado hace cinco meses, celebrado en la Torre Académica de la Universidad Autónoma de Sinaloa junto a otros periodistas.

“Yo sé que no fue el mejor periodista, sé que no fue el mejor escritor, pero sí sé que lo hacía con mucha pasión, en este libro y en cada trabajo que publicó”, señaló.

“Ha sido demoledora su ausencia, Javier no se murió, a Javier lo mataron y eso hace mayor la pena; no ha sido nada fácil, tener que enfrentarse a un sistema, porque una se siente engañada, porque han transcurrido cinco meses y no hay una sola persona detenida ni castigada; uno puede darse cuenta que en nuestro país todo es posible, menos la justicia”, expresó.

Triana expuso que se ha sentido privilegiada por las autoridades en ocasiones, por su trato, pero no ha dejado de exigir justicia.

“Yo quizá puedo tener el privilegio, de que cada vez que llame al Fiscal me atienda de inmediato, pero yo exijo justicia, y el trato debe ser parejo, y si yo la estoy pasando mal, no me imagino cómo la deben estar pasando los familiares de las demás víctimas”, agregó.

El especialista Luis Astorga Almanza reclamó que sus amigos y la familia quieren saber la verdad.

“Saber cuáles fueron las razones que los llevó a que le quitaran la vida a Javier, queremos conocer por qué razones silenciaron una de las voces que le sigue haciendo falta a Sinaloa”, dijo.

“En el trabajo de Javier se reflejó esa preocupación por darle voz a otros, y narrarlo con un estilo inconfundible”, mencionó.

La periodista española María Versa explicó cómo conoció a Javier Valdez y lo que representaba para reporteros internacionales.

“No era mi amigo, y aún así todas las veces que acudí a él, me ayudó; Javier era la puerta de entrada a Sinaloa para toda la prensa internacional”, resaltó.

“Para venir, todos pedimos una explicación, un contexto, que no necesariamente lo vas a publicar, pero sirve para entender lo que vas a encontrar; todo eso lo hizo Javier con mucha generosidad”, añadió.

Ismael Bojórquez, director y cofundador de Ríodoce junto con Javier Valdez, recordó sus inicios y cómo era trabajar con él.

“Nosotros trabajamos como trabaja el 95 por ciento de los reporteros en Sinaloa, como decía Javier, ‘con el culo en la mano’, con miedo, pero con la consigna de seguir trabajando; no dejar que ese miedo se convirtiera en una atadura”, expresó.

“Pero nunca jamás nosotros dijimos que no íbamos a publicar”.

CARTELES SON VANDALIZADOS

Carteles que el lunes pasado fueron pegados en varios puntos de la ciudad de Culiacán exigiendo justicia para Javier Valdez Cárdenas amanecieron “cubiertos” con pintura negra.

La tarde del lunes, a cinco meses del asesinato del periodista y escritor sinaloense, se realizó una manifestación que consistió en pegar carteles exigiendo no impunidad en este crimen.

Pero en esta ocasión, la imagen en los carteles no fue la del cofundador del semanario Ríodoce y corresponsal del periódico La Jornada, sino las caras del Gobernador Quirino Ordaz Coppel y la del Fiscal General Juan José Ríos Estavillo.

Algunos carteles que fueron pegados por la avenida Álvaro Obregón, Ángel Flores, Corona, Andrade y Escobedo, fueron “vandalizados”.

En esta acción “vandálica” el patrón era el mismo: cubrir de negro los rostros de Ordaz Coppel y el de Ríos Estavillo.

En los carteles donde aparece el Gobernador y el Fiscal, en el fondo aparecen muchas letras rojas en mayúsculas que dicen: impunidad y en letras grandes de color negro la exigencia de Justicia para todos, No al Silencio.

En la parte baja de las imágenes de Ordaz Coppel y de Ríos Estavillo exhiben los meses del asesinato y la exigencia de una sola cosa: justicia.

Con la pintura negra se ocultan los rostros del Gobernador y Fiscal.

El 15 de mayo en Culiacán fue asesinado Valdez Cárdenas, homicidio que levantó manifestaciones en México y fuera del País.

La comunidad internacional exigió justicia para el periodista especializado en temas de narcotráfico.

Desde el 15 de mayo se han realizado una serie de protestas exigiendo al Fiscal detener a los responsables de este crimen.

Una de estas acciones, fue la pega de carteles, diez días después de su asesinato.

En la manifestación del lunes, Ismael Bojórquez Perea, director del Semanario Ríodoce expuso que no hay resignación.

“Y entre más tiempo pase va a haber más indignación, no resignación”, dijo.

A cinco meses del crimen se pegaron 3 mil carteles, que fueron los mismos familiares, amigos y compañeros de Valdez quienes cooperaron para la impresión; se organizaron en 15 brigadas y se distribuyeron en 18 puntos para tapizar la ciudad, con reclamos de justicia.

Con el paso de los meses ni la Fiscalía General del Estado ni la Fiscalía Especializada de la PGR han dado a conocer avances en la investigación.

“El futuro no es nada alentador, al contrario, es cada vez más difícil porque cuando mi hijo me pregunta ‘mamá ¿hay avances?’ pues yo qué le respondo, sí son mínimos, dicen que están trabajando, pero lo cierto es que no hay nada que te pueda decir, que te pueda informar”, criticó Griselda Triana, viuda de Javier Valdez.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE NOROESTE. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.