Tres hombres secuestraron a un sujeto, uno de los presuntos delincuentes es un policía preventivo de la Ciudad de México. Tras una persecución, los agresores fueron detenidos.

Ciudad de México, 20 de abril (SinEmbargo).-La Procuraduría General de Justicia capitalina y autoridades del Estado de México capturaron a tres presuntos delincuentes quienes habrían participado en el secuestro de una persona en la delegación Iztapalapa.

Los detenidos son tres hombres, de 19, 32 y 25 años de edad, éste último policía preventivo de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, quienes fueron trasladados al Reclusorio Preventivo Varonil Oriente para ser procesados por el delito de secuestro agravado.

De acuerdo con las autoridades, la víctima se encontraba el pasado 17 de abril dentro de su automóvil estacionado afuera de su domicilio, en la colonia Miguel de la Madrid, cuando un individuo con arma de fuego lo amagó.

Instantes después arribó otro vehículo Nissan, tipo Versa, color gris, con matrícula del Estado de México, del que descendieron otros dos hombres.

Los secuestradores le ordenaron a la víctima que se agachara para que no los observara o de lo contrario lo matarían. El auto fue conducido en dirección a Ixtapaluca, en el Estado de México.

De acuerdo con las autoridades, metros más adelante fueron custodiados por un vehículo Audi y un Volkswagen Vento, color rojo, que sirvieron como muro del automóvil en el que mantenían cautivo al denunciante.

Los presuntos delincuentes llevaron a la víctima a la parte más alta de un cerro, ubicado en el municipio de Ixtapaluca, donde establecieron contacto con la esposa del agraviado para iniciar las negociaciones y acordar el pago del rescate.

Fue en la estación del Metro Santa Martha Acatitla, donde entregó lo pactado a dos individuos. La víctima fue liberada en la esquina de avenida Ríos Coatzacoalcos y Ríos Guadiana, colonia Ríos de San Isidro, en el municipio de Los Reyes La Paz, Estado de México, donde solicitó auxilio a elementos de la policía municipal.

Los agentes ubicaron al automóvil en la carretera México-Puebla con dirección a la Ciudad de México, donde se inició una persecución.

Tras un breve enfrentamiento con armas de fuego, en el que falleció un policía, los agresores intentaron escapar a pie. Las autoridades lograron capturar a los tres probables participantes, entre ellos, el policía preventivo, mientras que otro cómplice huyó.

Los secuestradores fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público para que se iniciara una carpeta de investigación por el delito de secuestro agravado y homicidio. De encontrarlos culpables, podrían pasar de 50 a 90 años en la cárcel.