Quedarse o morir. Durante los últimos años, miles de mexicanos han preferido huir de su lugar de origen o residencia para lograr sobrevivir. Las causas van más allá de la falta de empleo y la crisis económica. La guerra contra el crimen organizado lanzada por Felipe Calderón en el 2006, ha provocado la muerte de 40 mil personas, pero también ha provocado el desplazamiento de otras 40 mil.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) reveló hoy un estudio en el que señala que desde que el gobierno federal inició la guerra contra el narcotráfico, más de 40 mil mexicanos huyeron del país. Mientras que más de 81 mil connacionales salieron desde que el PAN llegó a la Presidencia de la República.

Según el estudio, en el mundo, el número de refugiados solicitantes de asilo y desplazados llegó a 43.7 millones de personas en 2010, la cifra más alta en 15 años. La causa del desarraigo, en su mayoría, se debe a desastres naturales o conflictos armados.

El panorama en nuestro país no es nada alentador; la ONU advierte que las cifras de desplazados seguirán creciendo. Y es que, uno de cada cuatro de los 145 mil 761 mexicanos que han salido en busca de asilo en el extranjero entre 1992 y 2010, lo ha hecho durante la administración de Felipe Calderón.

El fenómeno de la migración en México, según la ACNUR, ha sufrido un cambio importante durante los últimos años. Hasta hace una década, los principales motivos del desplazamiento de los migrantes mexicanos era la búsqueda de una mejor calidad de vida y un empleo. Actualmente, la mayoría de las solicitudes de asilo político, en la mayoría de los casos recibidas por Estados Unidos y Canadá, son por la violencia que aqueja al norte del país.

De acuerdo con el Servicio de Ciudadanía y Migración, tan sólo el año pasado, 2 mil 973 mexicanos solicitaron asilo al gobierno de Estados Unidos, contrastando con los 254 que lo pidieron en 2009, lo que representa un aumento de 1000% en un solo año. Los datos, según el comisionado de la ONU, ubican a nuestro país como la segunda nación con mayor número de peticiones de asilo político dentro de las 10 que encabezan la lista.

Según Sharon Rummery, oficial de Relaciones Públicas del Servicio de Ciudadanía y Migración, de estas casi 3 mil solicitudes de asilo, 2 mil 320 fueron hechas ya en territorio estadounidense y solo 653 se hicieron antes de pasar la frontera.

(Con información de Notimex)