Bangkok, 20 jun (EFE).- Las empresas, ciudades u organizaciones podrán registrar sus propios dominios genéricos, según anunció hoy la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN), en una decisión que calificó de hito en la historia de la red.

Esta iniciativa, que supone el más revolucionario de los cambios registrados en el universo de internet durante las últimas cuatro décadas, fue anunciada al final de la reunión celebrada en Singapur por el consejo de directores de la ICANN, la organización encargada de supervisar el sistema de direcciones en la red de redes.

“ICANN ha abierto el sistema de direcciones de internet a las ilimitadas posibilidades de la imaginación humana. Nadie puede predecir adonde nos llevará esta histórica decisión”, dijo Rod Beckstrom, presidente ejecutivo de esta organización, fundada en 1998.

La introducción de este cambio permitirá que la entidades públicas o privadas tengan una página web con su nombre al final del dominio, como por ejemplo Madrid, Barcelona, Bogotá o Lima, en vez de acabar en las terminaciones com -sufijo creado hace 26 años-, net y org, que son las empleadas actualmente.

El cambio significa para las marcas un recurso que servirá para mejorar su presencia en internet y dirigir a los cibernautas de una forma casi directa a sus respectivas páginas web sin tener que recurrir tan a menudo a los buscadores como Google.

La iniciativa respeta los derechos a crear dominios en cualquier lengua y escritura, según indicó ICANN en un comunicado.

La ICANN es la organización responsable a nivel internacional de asignar espacio de direcciones numéricas de protocolo de internet (IP), identificadores de protocolo y de las funciones de gestión del sistema de nombres de dominio de primer nivel genéricos (gTLD) y de códigos de países (ccTLD).

Además, la ICANN, de cuyo consejo de directores 13 de ellos votaron en favor de la iniciativa, uno lo hizo en contra y otros dos se abstuvieron, también administra el sistema de servidores raíz.

Hasta el momento se emplean 22 dominios de los llamados gTLD y cerca de otros 250 de nivel nacional, como .es (España), .uk (Reino Unido) o .au (Australia).

En la resolución aprobada por el consejo de directores, la ICANN indicó que el plazo para la solicitud de los nuevos dominios gTLD se abrirá el 12 de enero de 2012 y se cerrará el 12 de abril del mismo año.

En noviembre de 2012, la organización tiene previsto anunciar la primera evaluación de solicitudes que se podrán realizar previo pago de 185.000 dólares (unos 130.000 euros), y el proceso de concesión del dominio genérico se estima que durará entre 9 y 18 meses, señaló esta organización comprometida con el objetivo de preservar la estabilidad de internet.

Según los expertos, el alto precio de estos dominios no supondrá un obstáculo para las grandes compañías dispuestas a aumentar su presencia visual en la red.

No obstante, de acuerdo a otros especialistas, el cambio puede causar confusión, además de abrir una vía a los falsificadores de marcas y a transgresores de la propiedad intelectual.

La iniciativa es la culminación de seis años de negociaciones y aunque en la reunión celebrada en 2008, el consejo de directores recomendó autorizar el cambio, este fue aplazado en varias ocasiones.

“La decisión de hoy hace que pasemos a una nueva era de internet”, dijo Peter Dengate Thrush, presidente del consejo de directores de la ICANN.