Phoenix, 20 Jun (Notimex).- Las autoridades estadunidenses evacuaron a unas 10 mil personas debido al avance hacia los suburbios de la comunidad de Sierra Vista de un incendio que desde hace ocho días arrasa pastizales en el sureste de Arizona, en la frontera con México.

Alimentado por pastos secos y vientos de unos 70 kilómetros por hora, el siniestro Monument consumió unas 11 mil hectáreas de terrenos del Bosque Nacional Coronado y desde el viernes pasado afecta una zona al oeste de la comunidad de Naco, en el estado mexicano de Sonora.

El Centro Nacional Interinstitucional para Incendios informó que los fuertes vientos de la víspera imposibilitaron el despegue de 12 aeronaves que auxilian a unos 50 mil bomberos en la tarea de extinguir el fuego, cuyos esfuerzos hasta ahora han sido infructuosos.

Autoridades del condado de Cochise evacuaron la víspera a unos tres mil residentes adicionales de los barrios del sur de Sierra Vista, para sumar ya unas 10 mil personas las que han sido obligadas a abandonar sus casas desde el pasado viernes.

La vocera de la Oficina del Sheriff de Cochise, Carol Capas, indicó que unas cuatro mil 300 viviendas han tenido que ser abandonadas en Sierra Vista y al oeste, en la comunidad de Herford.

Algunas residencias fueron destruidas el domingo, elevando a 44 las casas que han sido consumidas por las llamas, aunque aún no se tiene un número exacto de daños, señaló Capas.

El Servicio Nacional del Clima (NWS) pronosticó para este lunes una considerable reducción en la intensidad de los vientos, una oportunidad para los bomberos de lograr avances en el control del incendio.

La zona afectada es uno de los mayores corredores utilizados por contrabandistas para el cruce de México a Estados Unidos de inmigrantes indocumentados y drogas.

Políticos, como el senador republicano John McCain, adjudicaron este fin de semana el origen del siniestro a los inmigrantes que cruzan por la zona.

“Hay pruebas considerables de que algunos de estos incendios han sido provocados por personas que cruzan la frontera ilegalmente”, dijo McCain, en conferencia de prensa en la comunidad de Springville, Arizona.

La oficina del senador recordó este lunes que McCain junto con otros tres de sus colegas pidieron a la Oficina de Supervisión General (GAO) desde el año pasado un estudio para examinar esta presunta conexión, cuyos resultados serán dados a conocer en este 2011.

La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, por su parte dijo que hasta el momento no se han determinado la causa y las fuentes del incendio Monument y de otro que afecta una zona más al noreste en los límites con Nuevo México.

El fuego Horseshoe 2, ubicado al noreste de donde se registra el Monument, se mantiene activo desde el pasado 8 de mayo, tras quemar 86 mil hectáreas, pero los bomberos han logrado contenerlo ya en un 65 por ciento.

Las causas de un tercer incendio, el Wallow, el más grande registrado hasta ahora en la historia de Arizona, ya han sido aclaradas al adjudicarse su origen a una fogata que fue descuidada por personas que acamparon en el Bosque Nacional Apache en el centro este de Arizona.

El Wallow, que ha sido contenido en un 57 por ciento, ha afectado un área de 210 mil hectáreas de bosques en la frontera de Arizona con Nuevo México.