Moscú, 21 jun (EFE).- Cuarenta y cuatro personas de las 52 que viajaban a bordo de un avión Tupolev 134 de la compañía Russair han muerto tras intentar el piloto un aterrizaje forzoso en una carretera próxima al aeropuerto de Petrozavodsk, según la agencia Interfax.

El accidente se produjo cinco minutos antes de la medianoche del lunes, hora y media después de que el avión hubiera despegado del aeropuerto Dododedovo, en Moscú, con destino precisamente a Petrozavodsk, capital de la región de Karelia, en el noroeste de Rusia. EFE