Sídney (Australia), 21 jun (EFE).- El retorno al espacio aéreo de Australia de las cenizas del volcán chileno Puyehue-Cordón Caulle obligó hoy a diversas aerolíneas a cancelar vuelos en los aeropuertos australianos de Adelaida, Camberra y Sídney.

Miles de pasajeros quedarán en tierra durante la jornada a causa de las suspensiones de todos los vuelos desde y hacia Adelaida, en el sur de Australia, donde el aeropuerto ha sido cerrado, según la radio local ABC.

Qantas anunció que sus aviones dejarán de volar a Camberra, la capital australiana, y Sídney desde las 12.00 y 15.00 hora local, respectivamente, (02.00 y 05.00 gmt) debido al desplazamiento de la columna de ceniza volcánica hacia el este del país.

La aerolínea australiana autorizó la salida de cinco aviones la mañana de hoy antes de cancelar todos sus vuelos desde la ciudad de Adelaida y de la localidad de Port Lincoln, mientras que su subsidiaria Jetstar canceló todos sus vuelos “selectos”.

Virgin ha suspendido todos sus vuelos desde las ciudades de Adelaide y Mildura, mientras que la aerolínea doméstica Tiger Airway ha dejado en tierra a su flota al cancelar todos sus servicios en el país hasta por lo menos las 14.00 hora local (04.00 gmt).

En cuanto a los servicios internacionales en Sídney, varios vuelos han sido cancelados, entre ellos los de Qantas y Lan a Santiago de Chile y de Aerolíneas Argentinas a Buenos Aires, según el aeropuerto de la principal ciudad australiana.

El servicio de meteorología pronostica que la nube de ceniza cruzará la costa del estado de Australia del Sur durante la mañana y se desplazará al sur de del estado de Nueva Gales del Sur.

La dirección de Airservices Australia cree que la nube de cenizas puede potencialmente afectar los desplazamientos aéreos en el sureste australiano durante 48 horas, según la agencia local AAP.

En Nueva Zelanda, los aviones de la aerolínea Air New Zealand realizan sus vuelos con normalidad dado que la nube de ceniza volcánica no afecta el espacio aéreo de ese país, informó TVOne de la televisión local.

La semana pasada la nube de cenizas provocó la cancelación de unos 700 vuelos en Australia y Nueva Zelanda y dejó varados a unos 100.000 pasajeros durante los seis días de caos en diversos aeropuertos de estos dos países.

El complejo volcánico chileno Puyehue-Cordón Caulle, a más de 9.000 kilómetros de Nueva Zelanda, entró en erupción el 4 de junio y creó una nube de ceniza que alteró las operaciones aéreas en Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, así como Australia y Nueva Zelanda.