Foto: Cuartoscuro

El gobierno de Estados Unidos sospechaba que durante su gestión como procurador del estado de Chihuahua –entre 1996 y 1998–, Arturo Chávez Chávez, tuvo nexos con un cártel de la droga, según un cable de Wikileaks, difundido esta mañana por el diario La Jornada.

De acuerdo con los documentos, días antes de la ratificación de Chávez Chávez como titular de la Procuraduría General de la República (cargo en el que se desempeñó de septiembre de 2009 a marzo de 2011), el entonces embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, envió un cable en el que cuestionaba el desempeño del funcionario por los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez (400 mujeres entre 1993 y 2003) y porque consideraba que el nombramiento de Chávez generaría reacciones negativas entre las organizaciones de derechos humanos estadounidenses y mexicanas.

En el documento, Pascual consignaba: “El difícil entorno local que enfrentó en los años noventa (en Chihuahua) pone los cargos en contexto –algunos de nuestros informes de ‘fuentes no públicas’ en ese momento también relatan un episodio en el que Chávez ofrece una ‘mano de ayuda’ a ciertas figuras de un cártel–, pero nada de eso refuta las acusaciones de errores graves”, según citó el diario capitalino.