Argel, 21 jun (EFE).- Los ataques aéreos de la OTAN ayer contra la localidad libia de Surman causaron la muerte de ocho niños y once adultos, informó hoy la agencia oficial libia Jana, que cita fuentes gubernamentales.

El Gobierno libio había anunciado anteriormente la muerte de cinco niños, de entre seis meses y ocho años de edad, además de diez adultos, entre ellos dos ciudadanos marroquíes y un sudanés.

Hoy, Jana confirmó que cayeron ocho bombas sobre un barrio residencial de Surman, al oeste de la capital libia, y que algunas de ellas destruyeron la casa perteneciente a Hemidi Juildi, antiguo compañero de armas del coronel Muamar al Gadafi.

Entre las víctimas del ataque se encuentran la esposa de Hemidi, así como su cuñada de Hemidi y dos de sus hijos, una niña y un niño.

Las demás víctimas son vecinos, que incluyen al ciudadano marroquí Buchra Yaala, a su compatriota Milud Abdelkader y al sudanés Bachir Ishak, que murió junto a sus dos hijas y un hijo.

Ayer la OTAN, después de haber desmentido en un principio su autoría, reconoció, desde su sede en Bruselas, que llevó a cabo ataques en Surman, pero aseguró que se dirigieron contra un centro de mando militar.

El régimen de Trípoli acusa a la OTAN de haber matado a 40 personas en sus ataques desde el jueves pasado en distintas zonas de Libia.

Los aliados, en cambio, han reconocido un solo “error”, el que se cobró la vida, la madrugada del domingo pasado, de siete personas en el barrio de El Arada, en las afueras de Trípoli.