Luxemburgo, 21 jun (EFE).- Miles de trabajadores han protestado hoy en Luxemburgo contra el Pacto del Euro en otra manifestación convocada por los sindicatos europeos, que consideran que la estrategia de la UE para salir de la crisis empeorará aún más la situación del empleo y dañará los derechos sociales y laborales.

Bajo el lema “No a la austeridad. Por una Europa social, salarios justos, inversión y empleos”, la Confederación Europea de Sindicatos (CES) llamó a la movilización en la capital luxemburguesa tras las protestas celebradas anteriormente en Bruselas, Londres y Budapest.

En la marcha han participado unas 7.500 personas, según datos de la policía luxemburguesa, y 20.000, según la CES.

Los sindicatos europeos decidieron convocar la manifestación ante la proximidad de la cumbre de líderes europeos que se celebra desde el próximo jueves en Bruselas, según explicó en rueda de prensa la secretaria general de la CES, Bernardette Ségol.

De este modo, quisieron trasladar su firme rechazo a las políticas económicas que están aplicando los estados miembros y, en particular, al Pacto del Euro, que “sitúa a los salarios y los trabajadores como únicos objetivos de los ajustes”, según Ségol.

Por su parte, el presidente de la CES y secretario general del sindicato español CCOO, Ignacio Fernández Toxo, afirmó que las estrategias vigentes son “ineficaces e injustas”, y añadió que “retrasarán la salida de la crisis económica”, generarán más problemas con la creación de empleo y provocarán “un serio retroceso en los derechos sociales y laborales”.

Toxo se refirió en concreto a la situación de España, donde las medidas emprendidas hasta ahora por el Gobierno “están -dijo- retrasando la salida de la crisis y provocando un serio deterioro social”.

A su juicio, las movilizaciones que tuvieron lugar el pasado domingo en España -convocadas por el llamado movimiento 15-M también contra el Pacto por el Euro- se debieron a que la gente “sabe de los efectos de las políticas que se están aplicando”.

Los sindicatos defienden otro tipo de gobernanza económica, que en lugar de centrarse en la reducción de la deuda pública a corto plazo dé prioridad a las medidas de estímulo al crecimiento económico y al empleo, señaló Ségol.

La confederación propone que se retrasen los objetivos de reducción del déficit público de los estados miembros desde 2012 y 2013 hasta 2016 y 2017, para evitar que la aplicación de estas medidas a más corto plazo frene la recuperación del empleo, explicó Toxo.

La manifestación de hoy ha recorrido las calles del centro histórico de Luxemburgo entre las 15:00 y las 16: 30 horas locales (17:00 y 18:30 GMT) en medio de un ambiente festivo y teñido de rojo y verde -los colores de los principales sindicatos luxemburgueses, OGBL y LCGB-, y sin incidentes significativos.

Los participantes provenían principalmente de Bélgica, Alemania, Francia y Luxemburgo, aunque también ha habido representantes de los sindicatos de otros países europeos, entre ellos de los españoles UGT, CCOO y ELA.

En la marcha se pudieron ver lemas como “Todos somos griegos” o “Los ricos nos salen caros”, entre otras alusiones críticas y satíricas a la actualidad de la UE.

Al grito de “Angela (Merkel), Nicolás (Sarkozy), Basta”, un grupo de manifestantes representó una escena en la que personas con uniformes de diferentes oficios eran perseguidas y simbólicamente agredidas con fustas por el presidente francés y la canciller alemana.

Otro grupo amontonó grandes cajas de cartón etiquetadas con los nombres de grandes empresas y bancos europeos que han hecho recientes recortes de plantilla pese a obtener ganancias, a las que varios manifestantes prendieron fuego y arrojaron petardos, provocando una espesa columna de humo que se extinguió rápidamente. EFE