México, 21 Jun. (Notimex).- Con un apoyo de 400 millones de pesos del Gobierno Federal se crea el Instituto para la Prevención y Atención de Adicciones en el Distrito Federal, con el fin de abatir ese problema de salud pública en la capital del país donde los índices de drogadicción superan la media nacional.

Para ello se firmó el acuerdo para la coordinación entre la Secretaría de Salud federal y el Gobierno del Distrito Federal, a donde asistieron la presidenta del DIF nacional, Margarita Zavala; los secretarios de Salud local, Armando Ahued, y federal José Ángel Córdova, y Marcela López Cabrera, directora de este nuevo instituto.

En el Auditorio “Miguel E. Bustamante” de la SSA, el encargado de la política nacional en salud, José Angel Córdova Villalobos, dijo que las personas adictas no son delincuentes sino enfermos, pero se debe reconocer que sí es factor que detona violencia y hechos delictivos.

“Se debe de reconocer que cuando hay abuso de sustancias adictivas legales, como el alcohol, hay una mayor incidencia de delincuencia, embarazos precoces y más frecuencia de enfermedades de transmisión sexual y violencia intrafamiliar”, apuntó.

Lo anterior, subrayó, requiere de una política pública global y son acciones encaminadas a la lucha y cumplimiento de compromisos internacionales contra sustancias adictivas legales como alcohol y tabaco donde han participado el Poder Legislativo federal y locales.

Además, el funcionario anunció el reforzamiento de las acciones para evitar el consumo excesivo de alcohol, principalmente entre los jóvenes.

“Reconocemos el problema que existe en materia de consumo, de abuso, de alcohol, y por ello ahora desarrollamos de manera conjunta este Programa de Cero Tolerancia con la sociedad civil, donde se tiene que seguir refozando el control en cuanto al consumo del alcohol en diferentes situaciones”, informó.

Mencionó que se ha reforzado la lucha contra las drogas ilegales, y para ello se ha duplicado el presupuesto federal al pasar de dos mil 200 millones a cinco mil millones de pesos en los últimos cinco años, lo que representa recursos de mil millones por año.

“Se ha más que duplicado la inversión de lucha contra las adicciones y esto es una muestra del interés del presidente Felipe Calderón, la señora Margarita Zavala y todos hemos tenido en la lucha contra este flagelo y esta amenaza que representa para México”, refirió.

Indicó que con estos recursos se ha creado la red más grande del mundo contra las adicciones a través de la creación de 323 Centros Nueva Vida, que están en todos los estados, y 110 Centros de Integración Juvenil (CIJ).

Con las acciones de la Campaña Nacional para la Información para una Nueva Vida se ha beneficiado a 17 millones de mexicanos, entre padres de familia, estudiantes, profesores y la sociedad mexicana, subrayó.

Córdova Villalobos aseguró que en la lucha contra las adicciones se han ganado varias batallas aunque no la guerra, y consideró que el próximo gobierno continúe esta política pública para lo cual ya se inició la Encuesta Nacional de Adicciones y sus resultados, que se difundirán en noviembre, servirán para evaluar lo que se ha hecho.

En su oportunidad su homólogo capitalino, Armando Ahued, señaló que el abuso y dependencias de las drogas, entendido como un problema de salud pública y un fenómeno social grave, se ha extendido en el mundo, afecta en particular a jóvenes y daña su salud, a su familia, escuela y empleo.

Refirió que la Encuesta Nacional de Adicciones 2008 indica que en el país 43 por ciento de los jóvenes entre 12 y 25 años de edad está expuesto al uso de drogas; la mitad consume sustancias de manera experimental, 13 por ciento lo hace de manera frecuente.

Mientras dos por ciento de los hombres y 1.2 de las mujeres tienen niveles de dependencia.

“Por lo que toca al consumo de drogas, sin considerar alcohol y tabaco, el Distrito Federal supera la media nacional tanto en hombres un 12.8 por ciento y en mujeres 4.9 por ciento”.

En el caso de drogas ilegales el consumo es mayor en la Ciudad de México en un 3.4 por ciento en hombres y dos por ciento en mujeres. Lo mismo sucede con el uso de drogas de prescripción, destacó.

Luego de reconocer y agradecer el apoyo en esta lucha y en los programas de salud del Gobierno Federal hacia el Distrito Federal, Ahued resaltó la importancia de que este día se consolide la transferencia de 400 millones de pesos para la creación de este instituto.

Finalmente, la directora del nuevo instituto, Marcela López Cabrera, destacó la urgencia de modificar leyes y códigos para no ver al adicto como delincuente y de que se impulse la creación de las “cortes de la droga”, para que aquellos que cometan faltas menores bajo la influencia del alcohol sean enviados a rehabilitación.