Washington, 21 Jun (Notimex).- El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, afirmó hoy que sus posibilidades de ser nominado como próximo director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) continúan vivas.

“No (estamos) en la novena entrada (…), todavía no se acaba el partido”, dijo Carstens a reporteros, al término de la prolongada entrevista que sostuvo este tarde con el Directorio Ejecutivo del organismo multilateral como parte del proceso de selección.

Carstens calificó como “muy provechoso” el encuentro de tres horas que sostuvo con el cuerpo de 24 directores ejecutivos en la sede del FMI, donde expuso sus puntos de vista sobre el organismo multilateral, “los riesgos y retos que enfrenta”.

Durante su comparecencia, el economista mexicano dijo que a 65 años de su fundación, el FMI se mantiene como una institución multilateral “esencial y sin rival”, pero pese a sus logros, enfrenta debilidades que requieren una pronta corrección.

Para Carstens, una de las tareas prioritarias del próximo director gerente será “hacer frente a cuatro debilidades”, que en su opinión, impiden al FMI “ser todo lo que pudiera ser”: gobernabilidad, prevención de crisis, resolución de crisis y coordinación de políticas.

“Sin un Fondo efectivo, los riesgos de las crisis localizadas sobre la economía mundial podrían extenderse a zonas mas amplias, con el sufrimiento que ello implica”, indicó.

Carstens reiteró igualmente la necesidad de que el FMI se presente como una institución con una estructura legítima de gobierno, aludiendo la desproporcionada influencia que juegan en la institución las economías más avanzadas.

Indicó que ante el momento crucial que presenta la economía global, el Fondo Monetario Internacional necesita un director gerente que pueda ofrecer una dirección estratégica a la institución.

“Es vital que el Fondo envíe una fuerte señal de que, gracias a las virtudes de su liderazgo, no se está quedando rezagada, pero está un paso adelante de los acontecimientos globales, de manera que continúa floreciendo sirviendo a todos sus miembros”, apuntó.

Al término del encuentro, Carstens fue consultado por la prensa sobre si veía mejor sus posibilidades de ser electo, a lo que respondió “yo siempre las he visto buenas”.

El gobernador del Banco de México insistió en sus credenciales, cuando los periodistas le preguntaron sobre sus posibilidades frente a la ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde, quien comparecerá este jueves ante el Directorio Ejecutivo.

“¿Por qué cree que sería mejor director (gerente) que Lagarde?”, le consultó una periodista.

“Por la experiencia”, respondió el ex secretario mexicano de Hacienda antes de abordar el automóvil en el que abandonó la sede de la institución multilateral.