París, 21 Jun (Notimex).- El expresidente de Túnez, Zine El Abidine Ben Ali, calificó hoy como “una parodia de la justicia”, “insana, pero políticamente oportuna” a su juicio y sentencia a 35 años de prisión por parte de una corte de primera instancia tunecina.

En una declaración leída por su abogado francés Jean-Yves Le Borgne, el depuesto mandatario criticó este martes el veredicto que pronunció la corte contra él y su esposa, ambos exiliados desde el pasado 14 de enero.

Ben Ali afirmó que “después de menos de dos horas de audiencias… la corte emitió una sentencia que es judicialmente insana, pero políticamente oportuna”, según la declaración leída en una rueda de prensa en la capital francesa.

El ex hombre fuerte de Túnez, junto con su esposa Leila Trabelsi, fue enjuiciado en ausencia y condenado a 35 años de prisión y al pago de una multa de más de 65 millones de dólares por robo y posesión ilegal de divisas extranjeras y joyas.

El acelerado veredicto -después de seis horas de deliberaciones- es “una parodia de la justicia”, sostuvo Ben Ali, pues esta “liquidación” expresa el “odio” oculto que había en el pasado, dijo en aparente referencia al sistema judicial que no ha sido renovado desde su caída.