Ciudad de México, 22 de abril (SinEmbargo).- El 31 de agosto de 2012, María, de nueve años de edad, salió de su casa en San Cristóbal de las Casas, Chiapas. Iba a la tienda. Quizá compraría dulces, un refresco o algún encargo de su mamá. No se le volvió a ver con vida. Los medios locales reportaron que su pequeño cuerpo fue hallado dos días después: primero la violaron multitudinariamente y después la apuñalaron.

Al igual que esa niña, decenas de mujeres han estado a merced de sus verdugos y han perdido la vida en hechos cada vez más violentos y que no cesan.

Actualmente, sólo 19 estados de la República han tipificado el delito de feminicidio en sus códigos penales y, pese a ello, no se ha podido frenar este crimen de odio.

Una de las causas que han derivado en un aumento de feminicidios es la guerra contra el crimen organizado durante el gobierno del ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa. Esto provocó un ambiente de inestabilidad social que dio pie a un aumento en la violencia contra las mujeres, que pasaron, en algunos casos, de recibir golpes a ser agredidas con armas de fuego que terminaron con su vida.

La impunidad, además, es el principal motor que promueve estos asesinatos, pues en la mayoría de los casos no se lleva a los culpables ante la justicia, reconocen organizaciones defensoras de los derechos de la mujer y el propio Estado mexicano.

De acuerdo con los Resultados del Estudio Nacional sobre las Fuentes, Orígenes y Factores que Producen y Reproducen la Violencia Contra las Mujeres, en el Senado de la República, debido al “contexto de la crisis de inseguridad y violencia que asola a este país, las tasas de homicidios (en general) han repuntado de manera abrupta”.

Este análisis, presentado por la subsecretaria de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Lía Limón, en el Senado de la República, destaca que las nueve entidades que registran una tendencia creciente de homicidios de mujeres son Chiapas, Chihuahua, Distrito Federal, Durango, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Sinaloa y Sonora.

De acuerdo con el documento, las zonas más afectadas son la del Noreste (Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Durango y Zacatecas), donde el riesgo de muerte en este género “aumentó en más de 400 por ciento en estos años”; y la del Noroeste (Sonora, Baja California, Baja California Sur y Sinaloa), donde se dio un incrmento de 200 por ciento. Además, detalla, se ha percibido un aumento de “riesgo de homicidios de mujeres en la vía pública”.

Los datos del estudio no contemplaron en los primeros nueve lugares al Estado de México y Guanajuato, entidades donde también se padece este tipo de problemas.

Durante el periodo 2005 a 2010 la tasa de homicidios por cada 100 mil mujeres pasó de 1.4 a 1.8 muertes en Guanajuato.

Reportes periodísticos y de organizaciones civiles destacaron a mediados de 2012 que en seis años el índice de asesinatos de mujeres se había triplicado. En 2006 ocurrían en promedio 1.6 homicidios de mujeres cada mes, mientras que en 2012 se registraban 5.1 mensualmente. En suma, durante el sexenio, hasta ese entonces, sumaban 254 asesinatos de mujeres, según un informe estadístico de la Procuraduría estatal.

En cuanto al Edomex, el delito se tipificó desde 2011.

El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio reportó que de 2005 a 2010 hubo 1003 presuntos casos de feminicidios, sin registro de responsables detenidos. también detalló que existe un “patrón sistemático de violencia contra las mujeres, generado por la falta de investigación, juzgamiento y sanción por el sistema de administración de justicia de la entidad”.

Sin cifras exactas, incluso sin una homologación precisa y hasta en algunas entidades de la República aún sin tipificar, los feminicidios van en aumento y en gran parte de los casos quedan impunes, lo que alienta a los victimarios, denuncian ONG. Cuerpos que son vejados, ultrajados, quedan abandonados a su suerte, otras veces cuentan con una sepultura digna. Pero eso jamás borrará el dolor de las familias de las víctimas.

Foto: Cuartoscuro

Un problema sin cifras exactas. Foto: Cuartoscuro

CHIAPAS

Tipificó el feminicidio como delito grave en 2011.

De acuerdo con cifras de la organización civil “Grupo de Mujeres de San Cristóbal de las Casas”, que encabeza la abogada Martha Figueroa, 85 mujeres fueron víctimas de feminicidio en 2012. La menor de ellas tenía 10 años y fue violada por ocho hombres para luego ser asesinada, mientras que la mayor tenía 85 años y fue atacada por perros, bajo la orden de su dueño.

Ante un incremento en los casos, el procurador estatal, Raciel López Salazar,  anunció el lanzamiento de un rograma de prevención de ese ilícito e indicó que el 60 por ciento de las muertes de mujeres se han dado por “desencuentro” entre parejas, pero no por ello dejan de ser feminicidios.

CHIHUAHUA

En un sólo año, de marzo de 2012 al mismo mes de 2013, 73 mujeres fueron asesinadas en Chihuahua, según Ernesto Jáuregui, fiscal especializado en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género. También dijo que más de la mitad de ellas perdieron la vida en Ciudad Juárez.

La situación no es nueva y por ello el pleno de la Cámara de Diputados exhortó a principios de abril al gobernador de Chihuahua, César Duarte, a crear una página electrónica con una base de datos que contenga información actualizada sobre los casos de desaparición y feminicidios ocurridos en Ciudad Juárez, Chihuahua desde 1993.

También se solicitó al Gobernador instruya a la Fiscalía General del estado, zona norte, a entregar a la organización “Nuestras Hijas de Regreso a Casa”, información sobre las mujeres desaparecidas y asesinadas en Ciudad Juárez desde 2008 a la fecha.

DISTRITO FEDERAL

Bajo el título de “Muertes accidentales y violentas”, el INEGI indica que en cuanto a homicidios entre 2000 y 2009 se observó una tendencia a la baja en la capital del país, al descender de 2.4 a 2.2 muertes por cada 100 mil mujeres, pero en 2010 el porcentaje se incrementó.

Entre 2007 y 2010 la tasa de defunciones por homicidios en las mujeres pasó de 2 a 4.4 por cada 100 mil.

El organismo también informó que en las delegaciones Iztapalapa y Coyoacán existe una mayor incidencia de tal fenómeno con 29 y 12 mujeres asesinadas en el periodo mencionado. En tanto que las delegaciones con menor número de homicidios son Cuajimalpa, Azcapotzalco y Tláhuac.

Desde el 26 de julio de 2011 entró en vigor la tipificación del feminicidio en la justicia de la Ciudad de México; sin embargo, desde esa fecha y hasta febrero de 2012, se registraron 30 casos.

En 2012, se contabilizaron 44 feminicidios, de acuerdo con las cifras de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJDF). La mayoría de ellas tenía entre 19 y 50 años.

DURANGO

El 30 de noviembre de 2011 diputados locales aprobaron las reformas al Código Penal del Estado para tipificar como delito grave el feminicidio, imponiendo sanciones de 20 a 60 años de prisión. Ese mismo año la entidad se colocó en el cuarto lugar a nivel nacional en incidencia de este crimen al registrase 64.

Reportes de prensa indican que para diciembre de 2012 se tenía un conteo de 63 mujeres asesinadas en todo el año. En noviembre fueron ultimadas tres embarazadas. Sin embargo, en febrero pasado Fátima González Wuizar, directora del Instituto de la Mujer en Durango, reveló que no contaba entonces con la cifra de feminicidios ocurridos en el estado durante el año pasado, pues la Fiscalía General de Justicia es la que se encarga de esas cifras.

Recientemente la misma Fiscalía indicó que se han registrado cinco delitos de este tipo en 2013, de los cuales dos ya fueron esclarecidos.

GUERRERO

Para febrero de 2011 se había registrado un aumento de más del 60 por ciento en feminicidios, al pasar de 84 muertes en 2005 a 135 ese año, informó la Secretaría de la Mujer.

Al siguiente año, el Observatorio de Violencia de Género de Guerrero “Hannah Arendt”, dio a conocer que desde 2006 había solicitado a las autoridades estatales declarar una alerta de género por el alto número de asesinatos contra mujeres.

Hasta septiembre de 2012 asociaciones civiles contabilizaban al menos 135 mujeres asesinadas ese año.

Sin embargo, la titular de la PGJ de Guerrero, Martha Elva Garzón Bernal, rechazó dos meses antes que existiera un repunte de feminicidios, ya que, de acuerdo a su registro, la mayor parte de las mujeres asesinadas durante 2011 y 2012 estaban relacionadas con el crimen organizado.

Foto: Cuartoscuro

¡Justicia ya! Foto: Cuartoscuro

MICHOACÁN

La Red Universal de Equidad de Género de Michoacán aseguró en septiembre de 2012 que la entidad se ubicaba en el tercer lugar nacional en feminicidios, trata de personas y desapariciones forzadas de mujeres.

Las ONGs han urgido a tipificar estas acciones para combatirlas, y es que afectan a las mujeres michoacanas desde la niñez.

Datos de la organización Humanas sin Violencia A.C. indican que las mujeres en la entidad sufren de la violencia en silencio y se niegan a denunciar porque creen que pueden ser agredidas o que sus lesiones no son de importancia, ya sean de carácter físico o sexual. No se dan cuenta que este tipo de actos las pueden llevar a la muerte.

La misma asociación dio a conocer el año pasado que de 2005 a marzo de 2012 se habían registrado mil 343 mujeres que habían sufrido homicidio doloso, según datos de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

OAXACA

A tan sólo 8 meses de que se tipificara este delito, se ha registrado un aumento.

En agosto pasado y con 35 votos a favor, la Legislatura local aprobó el dictamen con proyecto de decreto de reformas y adiciones a los Códigos Penal y de Procedimientos Penales. Las reformas aprobadas al artículo 411 del Código Penal del Estado de Oaxaca establecen ahora que: “comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género”.

“A quien cometa el delito de feminicidio se le impondrá una sanción de cuarenta a sesenta años de prisión y multa de quinientos a mil salarios mínimos”, dice el artículo 412.

A la fecha suman más de 197 feminicidios en la administración de Gabino Cué. Tan sólo 19 de ellos han ocurrido en lo que va de este 2013.

Uno de los hechos más recientes fue contra una menor de edad, cuyo cuerpo fue hallado con presuntas huellas de abuso sexual. Se trataba de Elizabeth Martínez Cruz, quien tenía 16 años.

El Gobernador Cué Monteagudo, reconoció en un acto conmemorativo por el Día Internacional de la Mujer el mes pasado, que en su administración, iniciada el 1º de diciembre de 2010, han ocurrido 164 feminicidios, lo que ubica a la entidad entre los 10 estados con mayor incidencia en crímenes de esa índole.

Pero para la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (UCIZONI) van 176 feminicidios en la presente administració y en el sexenio de Enrique Peña Nieto el número de mujeres asesinadas creció en un 35 por ciento según estadísticas de organizaciones feministas.

SINALOA

Se trata de un tema pendiente que se ha recrudecido con el entorno violento en el país. Y es que a decir de los expertos mientras antes se violentaba a las mujeres con golpes, ahora se hace con armas.

Reportes de prensa indican que en este estado se registraron alrededor de 90 casos a finales de 2012.

A mediados del año pasado se creo un equipo de peritos forenses especializados en fotografía, balística y criminalística para que investiguen en forma exclusiva los asesinatos de mujeres en la entidad.

SONORA

El estado cerró 2012 con 41 mujeres asesinadas por razones de género de acuerdo al Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio. Entre las víctimas hubo dos niñas y también personas de la tercera edad.

La mayoría de ellas perdieron la vida por agresiones con arma de fuego principalmente.

Hermosillo, Cajeme y Nogales fueron los municipios con mayor incidencia el año pasado.

Y la situación no mejoró este año, pues del 1 al 4 de enero se registraron los primeros dos asesinatos de mujeres del 2013.

Núñez Esquer informó que de acuerdo a análisis preliminares por la agrupación, del 1 al 4 de enero de 2013 se registran ya 2 asesinatos a mujeres.

Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

El 2 de agosto del año pasado, luego de ser buscada por sus familiares, María apareció muerta en el Barrio La Pila, en Huixtán. Los primeros informes indicaron que había sido ultrajada por varios hombres. A meses de esta tragedia, su madre -de origen indígena- sigue clamando justicia por la muerte de su pequeña, quien a su corta edad se sumó en 2012 a las más de 80 mujeres que fueron víctimas de feminicidio en Chiapas.