Entre junio de 2008 y junio de este año, la Policía Federal detuvo a 710 personas vinculadas con el cártel de La Familia. Según el comisionado de la Policía Federal, para desmembrar este cártel en Michoacán han sido capturados 411 delincuentes relacionados con el cartel de La Familia; en el Edomex, 175; en Jalisco, 41: en el Distrito Federal, 36; en Guerrero, 16; en Querétaro, 11; en Aguascalientes, cinco; en Tamaulipas, cinco; en Morelos, cuatro, y uno en Tlaxcala.

Además, Rosas Rosas mencionó que “en el combate a esta organización que ha realizado intercambio de información con agencias estadunidenses, en particular con la antidrogas (DEA por sus siglas en inglés) que han derivado en la detención de 322 personas en aquel país”.

Lo anterior se informó en el marco de la presentación a los medios comunicación de José de Jesús Méndez Vargas, alias “El Chango.Las autoridades plantearon que el presunto líder de La Familia Michoacana  era uno de los 37 objetivos prioritarios del gobierno federal, de acuerdo con una lista que dio a conocer en 2009. Con su captura, el gobierno federal ha logrado detener a 21 de los principales blancos y aún faltan por ser arrestados 16.

En conferencia de prensa, el comisionado de la Policía Federal, Facundo Rosas, detalló que la detención de “El Chango” Méndez, se realizó en el municipio de Cosío, en Aguascalientes, en una operación “quirúrgica” en la cual no fue necesario el uso de armas de fuego.

El funcionario explicó que el líder de La Familia se ocultaba en Aguascalientes para huir de la acción de la justicia, debido a que su estructura operativa fue debilitada a finales de mayo con la captura de 40 operadores en Jalisco. Además informó que aún están prófugos dos de los seis fundadores de La Familia que son Servando Gómez Martínez “La Tuta” y Enrique Plancarte “La Chiva”, otros tres están muertos y uno más, Nazario Moreno “El Chayo”, fue abatido en diciembre pasado.

Ayer, Alejandro Poiré, vocero de Seguridad Nacional, afirmó que con la captura de “El Chango” se dio el golpe más contundente a La Familia y se detuvo a su integrante más peligroso. El funcionario afirmó: “Se destruye así  lo que quedaba en la estructura de mando de esa organización. El golpe dado este día pone a disposición de la justicia a la cabeza principal que quedaba de esa estructura, responsable de ataques a la autoridad y a la población –incluidos los ataques del 15 de septiembre de 2008–, además de asesinatos y secuestros”.