Tokio, 22 jun (EFE).- La operadora de la central nuclear de Fukushima, TEPCO, prevé desembolsar cerca de 88.000 millones de yenes (762 millones de euros) como compensación por daños psicológicos a cerca de 150.000 evacuados por la crisis nuclear, informó hoy la agencia local Kyodo.

Esa cantidad busca cubrir los daños psicológicos desde el inicio de la crisis, el 11 de marzo, hasta mediados de enero de 2012, cuando TEPCO espera llevar los reactores a “parada fría” y dar por concluida la peor tragedia nuclear desde la de Chernóbil, en 1986.

La operadora de Fukushima anunció sus estimaciones de compensaciones después de que una comisión gubernamental presentase las pautas oficiales para el pago de indemnizaciones a las víctimas del desastre nuclear.

Según esta comisión, los evacuados en viviendas temporales deberán recibir 100.000 yenes (unos 865 euros) mensuales durante los seis meses posteriores al 11 de marzo, mientras que aquellos en albergues de acogida recibirán 120.000 yenes (unos 1.039 euros) al mes.

El Gobierno japonés aprobó la semana pasada una ley para ayudar a TEPCO a la hora de afrontar las compensaciones, a través de la creación de una entidad financiada con fondos públicos y aportaciones de otras empresas eléctricas, que aún debe recibir el visto bueno del Parlamento.

El pasado abril la operadora de Fukushima ya aprobó un primer paquete de compensaciones de unos 50.000 millones de yenes (433 millones de euros) para unos 48.000 hogares situados en un radio de 30 kilómetros de la central nuclear.