Santiago, 22 Jun (Notimex).- Decenas de funcionarios del sistema de salud pública chileno, que se encuentran en paro, impidieron hoy al presidente Sebastián Piñera ingresar a un hospital capitalino para visitar las nuevas instalaciones del recinto.

Debido a la movilización de los trabajadores del Hospital Félix Bulnes, el mandatario chileno no pudo ingresar al Centro de Atención Ambulatoria de Especialidades del nosocomio, al cual había sido invitado para recorrer las instalaciones.

Los funcionarios del sector rechazan la decisión de las autoridades de construir el Hospital Clínico Metropolitano Occidente en la populosa comuna capitalina de Cerro Navia, ya que eso implicaría una rebaja en sus sueldos o la pérdida de su trabajo.

Unos 90 trabajadores del nosocomio se concentraron en las afueras del recinto asistencial, ubicado en la comuna de Quinta Normal, en protesta por la amenaza de merma en sus remuneraciones.

A juicio de los manifestantes, la eventual construcción del Hospital Clínico Metropolitano Occidente representaría en la práctica el traslado del nosocomio al sistema privado, ya que el establecimiento de salud sería entregado a inversionistas particulares.

El dirigente del sindicato del hospital Félix Bulnes, Víctor Méndez, manifestó que además de la merma económica, los trabajadores serían distribuidos en otros servicios o simplemente perderían su fuente laboral, tras años de servicio en la institución.