El río Sonora y Bacanuchi fue afectado por un derrame de ácido sulfúrico de un represo de la mina de Cananea. Foto: Cuartoscuro

Los ríos Sonora y Bacanuchi fueron afectado por un derrame de ácido sulfúrico de la mina Minera Buenavista Cananea. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 22 de agosto (SinEmbargo).– El desastre ambiental en la mina Buenavista del Cobre, en Cananea, Sonora, tras el derrame de ácidos en los ríos Bacanuchi y Sonora, en Sonora, comienza a cobrarle facturas a la empresa minera propiedad de Grupo México.

Ayer, los inversionistas castigaron el precio de las acciones de Grupo México en el mercado bursátil mexicano, ante el anuncio de que los diputados federales preparan un punto de acuerdo para exigir al gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto que cancele la concesión hasta no ver reparados todos los daños ambientales y a las comunidades afectadas.

Sus acciones reportaron un descenso de 3.08 por ciento en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), mientras que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que los niveles de contaminación del río Sonora siguen “fuera de lo normal”.

Después del derrame, legisladores y activistas medioambientales demandaron que minera Grupo México repare el daño ocasionado y que la empresa sea sancionada verdaderamente, y no sólo con una multa simbólica que le permita seguir contaminando en distintas partes del país.

La bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados presentó un punto de acuerdo para exigir a la Secretaría de Economía (SE) retirar la concesión a Grupo México hasta que termine la investigación sobre el desastre ecológico.

El pasado lunes, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) presentó una denuncia contra el complejo minero, tres días después, los títulos de Grupo México fueron penalizados por los inversionistas ante la expectativa de que podría ser multada por montos millonarios.

Por su parte, el director de Conagua, David Korenfeld Federman, afirmó que hasta que no se cumpla con la norma no se levantará la restricción que se tienen actualmente del uso de agua del río.

Además, peritos de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra el Ambiente Previstos en Leyes Especiales de la Procuraduría General de la República (PGR) fueron enviados a Sonora para determinar las causas del derrame ocurrido el pasado viernes 8 de agosto, y que ha afectado a más de 20 mil personas de al menos seis municipios de la entidad, quienes no han podido abastecerse de agua del afluente.

El grupo de especialistas que se envió trabajan de forma coordinada con las autoridades ambientales, a fin de establecer las causas del derrame y el grado de afectación.

EFECTOS AMBIENTALES

El director general de la Comisión Nacional del Agua, David Korenfeld, informó que los niveles de contaminación del río Sonora siguen “fuera de la norma”, tras el derrame de cobre y ácido sulfúrico en la mina Buena Vista del Cobre.

El funcionario federal explicó que monitorean 21 puntos de distintos municipios, donde se miden 13 parámetros diversos, además del pH del agua; agregó que en algunos puntos “ciertos parámetros” regresaron a la normalidad pero no todos.

Korenfeld Federman enfatizó que hasta que no se cumpla con la norma no se levantará la restricción que se tiene actualmente del uso del agua de este río.

Agregó que hasta este día se darán a conocer de manera completa los resultados de las mediciones que se tienen hasta el momento, las cuales continuarán y serán del conocimiento público.

Entre las medidas aplicadas por estos hechos se pidió a la empresa implicada un informe quincenal durante los próximos años y agregó que el mismo cuerpo del río se va lavando, por lo que permanecerán las mediciones.

Greenpeace México expresó su preocupación por los constantes “accidentes” que tienen diversas empresas de la industria minera en el país, pero sobre todo por la impunidad que evita que los responsables sean sancionados.

Peor aún que la impunidad, expresó Sinaí Guevara, coordinadora de la Campaña de  Tóxicos de Greenpeace, es que a pesar de los reiterados caso, las autoridades se niegan a legislar al respecto, a fin de prevenir futuros daños ecológicos y a la salud de los mexicanos.

Legisladores exigen que Grupo México sea castigado. Foto: Grupo México

Legisladores exigen que Grupo México sea castigado. Foto: Grupo México

CAÍDA ECONÓMICA

Durante la jornada del jueves en la BMV las acciones de la empresa registraron varios retrocesos: alrededor de las 08:58 horas, sus títulos se negociaban en 45.90 pesos, registrando un descenso de 2.59 por ciento, con respecto al cierre de ayer miércoles, y encabezando las acciones perdedoras de la sesión, pues llegaron a bajar hasta a 45.72 pesos por unidad.

En un corte alrededor de las 11:00 horas, las acciones se habían replegado 3.25 por ciento, lo que significa 1.55 pesos, y se ubicaron en 45.50 pesos.

El pasado 8 de agosto, los títulos de Grupo México escalaron hasta 49.24 pesos, su precio más alto en 15 meses.

Ahora la realidad es otra. De acuerdo con analistas financieros, este retroceso podría poner a prueba el soporte fijado el 17 de julio en 44.75 pesos, y de descender aún más, podrían alcanzar otro fijado en 42.01 pesos alcanzado el 27 de junio pasado.