Trabajadores ferrocarrileros denunciaron a su presidente, Víctor Flores Morales, por retenerles el pago de bonos desde 2014. El líder regional Benito Bueno también acusó a Flores de adueñarse del fideicomiso de jubilados.

Víctor Félix Flores es uno de los brazos del PRI, pero durante mucho tiempo se mantuvo cerca de Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa cuando ambos fueron presidentes, lo mismo que hicieron Carlos Romero Deschamps y Elba Esther Gordillo. Ha sido legislador varias veces por el PRI que, para las elecciones presidenciales de 2018, postula a José Antonio Meade Kuribreña.

En enero pasado, las 39 secciones y delegaciones sindicales ferrocarrileras del país y los sindicatos afines del Congreso del Trabajo se pronunciaron por impulsar en unidad el voto en favor de Meade Kuribreña y de la candidatura de Víctor Flores al Senado de la República.

Ciudad de México, 23 de mayo (SinEmbargo).– Trabajadores del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana (STFRM) denunciaron a su líder Víctor Flores Morales por retenerles el pago de bonos desde 2014.

El secretario general de la Sección 31, con sede en Chihuahua, Benito Bueno Rentería, solicitó la intervención inmediata y urgente del Secretario del Trabajo, Roberto Campa Cifrián, a fin de que 265 trabajadores sindicalizados reciban el pago de su bono de productividad que les fue suspendido por órdenes de Víctor Flores.

Los trabajadores ferrocarrileros también solicitaron a la Procuraduría General de la República (PGR) dar curso a las denuncias presentadas por diversos trabajadores sindicalizados en contra de Flores Morales por agresiones físicas, hostigamiento y represión por expresar su inconformidad ante  las acciones impunes del dirigente nacional ferrocarrilero.

Víctor Félix Flores es uno de los brazos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), pero durante mucho tiempo se mantuvo cerca de Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa cuando ambos fueron presidentes, lo mismo que hicieron Carlos Romero Deschamps y Elba Esther Gordillo.

Y como todos los líderes de los sindicatos priistas, ha sido legislador varias veces por ese partido que, para las elecciones presidenciales de 2018, postula a José Antonio Meade Kuribreña.

El dirigente es es fan del automovilismo y contrata edecanes para los eventos que encabeza.

En enero pasado, las 39 secciones y delegaciones sindicales ferrocarrileras del país y los sindicatos afines del Congreso del Trabajo se pronunciaron por impulsar en unidad el voto en favor de Meade Kuribreña y de la candidatura de Víctor Flores Morales al Senado de la República.

En la imagen, el Secretario de Gobernación y ex Secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, saluda a Victor Flores Morales líder del Sindicato Ferrocarrilero. Foto: Antonio Cruz, Cuartoscuro.

Víctor Flores Morales dirigente del sindicato ferrocarrilero. Foto: Antonio Cruz, Cuartoscuro

LAS ACUSACIONES CONTRA VÍCTOR FLORES

Hoy, durante una conferencia de prensa, el líder regional Benito Bueno adelantó que buscará la Secretaría General del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana a fin de terminar con el cacicazgo de Víctor Flores, “quien llegó al gremio desde 1995 y a la fecha no contribuye a mejorar las condiciones laborales del sector obrero”.

Señaló que además de la retención del bono, no se ha resuelto el fraude cometido por el líder al adueñarse del fideicomiso de jubilados, se desconoce dónde se encuentran las cuotas sindicales de todos los socios de la organización y los bonos de productividad de 265 trabajadores sindicalizados se los ha quitado.

Benito Bueno mencionó que varios líderes del sindicato encabezados por Víctor Flores eliminaron el contrato colectivo de trabajo y las prestaciones dejando, con esto, a miles de trabajadores sin empleo.

Desde 1995, cuando llegó a la Secretaría General del sindicato, Flores Morales ha acumulado acusaciones por desfalcos, fraudes y saqueos. Hasta 2013 acumulaba el vergonzoso récord de 14 mil denuncias en su contra.

Una investigación publicada en SinEmbargo reveló que Víctor Flores Morales está acusado del saqueo del fideicomiso para la jubilación en el proceso de privatización de Ferrocarriles Nacionales de México (FNM), entre 1995 y 1996; también por la ficticia venta de casas del Infonavit en Azcapotzalco y Tlalnepantla en 2001, y el fraude a pensionados de Empalme, Sonora, en 2006.

El hombre que nació en una casa de madera en el centro del puerto de Veracruz y que enseñaba a bailar a quinceañeras, se convirtió muy joven en asistente de dirigentes ferrocarrileros para luego, en la Ciudad de México, detonar una carrera que, los propios trabajadores cuentan, se ha basado en el “servilismo”.