El primero fue Miguel Ángel Mancera. En entrevista con Manuel Feregrino, el titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal confirmó las sospechas: “El mensaje que yo daría a los que piensan que podría gobernar esta ciudad, es que me gusta mucho la ciudad; me gustaría estar ocupado en otro tema que tuviera que ver con la ciudad. Sí me interesa, sí me gusta la ciudad”.
Entre lluvias, José Luis Luege Tamargo también se destapó. El panista confirmó su interés por conseguir la candidatura de su partido y contender por la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal. Anunció que dejará su cargo a finales del 2011 y que, aunque la seguridad y el empleo pueden parecer temas prioritarios para la ciudad, el abastecimiento del agua es el mayor reto que enfrenta la capital.
Y Mario Delgado quiso no quedarse atrás. En la semana del 15 al 22 de junio el secretario de Educación del Distrito Federal llevó a Oaxaca, Guerrero y Puebla su programa “Prepa Sí”. Además, según una nota de La Crónica de Hoy, en las delegaciones Miguel Hidalgo y Azcapotzalco hay bardas de más de 20 metros que contienen mensajes en los que se promueve el trabajo realizado por Delgado.