Sídney (Australia), 23 jun (EFE).- La primera ministra de Australia, Julia Gillard, confirmó hoy que mantendrá las tropas en Afganistán hasta 2014, a pesar de que Estados Unidos comenzará a retirar sus soldados a finales de este año.

Gillard indicó que los 1.550 soldados que tiene desplegados en la provincia de Uruzgan, en el sur del país, se quedarán hasta que las fuerzas de seguridad afganas estén listas para hacerse con la seguridad, según la agencia australiana AAP.

El anuncio se produce al día siguiente de que el presidente estadounidense, Barack Obama, anunciara la retirada de 10.000 soldados a finales de este año y de otros 23.000 militares para mediados del año próximo.

El resto de los 70.000 soldados estadounidenses volverán a su país en 2014, cuando está previsto que Estados Unidos y sus aliados cedan el control militar y de seguridad a las autoridades de Afganistán.

“Estamos trabajando para aumentar la capacidad de Afganistán y ceder el control de la seguridad a las fuerzas afganas, lo que esperamos completar en 2014”, señaló Gillard a los periodistas.

La primera ministra afirmó que las tropas australianas seguirán trabajando con los soldados estadounidenses en Uruzgan hasta que se cumplan los objetivos.

El ejército australiano, que participa en Afganistán desde el año 2001 en operaciones de combate y entrenamiento, es el mayor contingente en el país que no pertenece a la OTAN.