México, 23 jun (EFE).- El argentino Juan Gelman y el mexicano José Emilio Pacheco son dos de los poetas que participan en una antología recién lanzada en México y que está dedicada a Javier Sicilia, el poeta que dejó de escribir tras el asesinato de su hijo a manos de un grupo de sicarios a fines de marzo pasado.
“Con que (la antología) toque el corazón de Javier Sicilia, independientemente de que vuelva a escribir o no, con que él sienta que hay una apoyo de esta naturaleza atrás de él, la antología habrá cumplido su cometido”, dijo hoy a la emisora MVS el compilador de los textos, el también escritor Eusebio Ruvalcaba.

La antología, una edición restringida de 300 ejemplares, contiene 69 composiciones líricas y ha sido titulada “Poemas para un poeta que dejó la poesía. Antología” (El Financiero).
La obra está inspirada en el poeta mexicano Sicilia, cuyo hijo Juan Francisco, de 24 años, fue asesinado junto a otros seis amigos suyos, el pasado 28 de marzo en Temixco, en el estado de Morelos.
Según Ruvalcaba, el libro “tiene que ver con el hecho de que Javier Sicilia dejó de escribir poesía” tras el crimen de su hijo, y se convirtió en una suerte de activista social contra la impunidad y la violencia en México, una tarea que muchos sectores sociales y medios de comunicación consideran heroica.
“(Que el poeta dejara de escribir, como anunció en una manifestación en abril) a mí me dolió mucho. Me pareció una suerte de autoinmolación, de autocastigo, terrible, y eso fue lo que me movió, lo que me impulsó a realizar esta antología”, apuntó Ruvalcaba.

El antólogo considera que la poesía en particular, y la literatura en general, “están muy bien como están (…) pero que un hombre se autocastigue de esta manera fue lo que me dolió muchísimo. De ahí vino esta antología. Creo que les afectó (la renuncia de Sicilia) a muchos escritores, a muchos poetas”, apuntó en declaraciones a la emisora.
“Pensé que la poesía era el camino ideal para externar la solidaridad, el azoro, la congoja y el dolor”, agregó Ruvalcaba.
El compilador destacó que, aparte de numerosos escritores mexicanos, han contribuido al mismo poetas extranjeros, sobre todo españoles.
Precisamente este día Sicilia encabezará un encuentro de víctimas mexicanas de la violencia con el presidente de este país, Felipe Calderón, que se celebrará en el Castillo de Chapultepec.
El movimiento que encabeza Sicilia demanda del Gobierno mexicano un cambio radical en la estrategia contra el crimen organizado lanzada por Calderón en diciembre de 2006, que pretende desarticular a las organizaciones criminales que operan en el país pero que ha dejado unos 40.000 muertos.

Además, exige un cambio profundo en la clase política mexicana y en los partidos, que según Sicilia llevan años haciendo oídos sordos a los reclamos de la sociedad en materia de seguridad.
Desde abril, Sicilia se ha convertido en una especie de vocero o estandarte de este movimiento de protesta y ha organizado dos marchas por la paz, una de Cuernavaca a Ciudad de México en mayo y otra por doce de los estados más golpeados por la violencia en este país desde Cuernavaca, nuevamente, hasta Ciudad Juárez, ocurrida este mes.
La llamada “Caravana de la paz” o “del consuelo” arrancó el compromiso del presidente Calderón de mantener el encuentro que se celebrará en Ciudad de México y antecedió al primer operativo coordinado por los gobernadores de los 32 estados de México para hacer frente a la delincuencia, que se celebró la pasada semana.