Tokio, 23 jun (EFE).- La operadora de la central nuclear de Fukushima, TEPCO, reanudó hoy las pruebas para activar un crucial sistema para descontaminar las más de 110.000 toneladas de agua radiactiva que se acumulan en la planta y que amenazan con filtrarse al exterior.

Según informó la cadena NHK, las pruebas se retomaron después de solucionar los problemas detectados por la excesiva cantidad de agua contaminada presente en los filtros del dispositivo, que cuenta con tecnología francesa y estadounidense.

TEPCO confirmó que el principal problema era controlar el flujo de agua con cesio radiactivo que era capaz de absorber uno de los filtros, de fabricación norteamericana, y que se obstruyó el pasado viernes tras alcanzar su límite.

El dispositivo, compuesto de tres válvulas de absorción, filtraba en algunos casos el agua contaminada tan solo por una de ellas, pero el problema ya se ha solucionado, detalló NHK.

TEPCO trabaja a contrarreloj para intentar descontaminar el agua que se acumula en la planta antes de que se filtre al exterior, y teme que la estación de lluvias en la región de Fukushima, que comenzó el martes, empeore la situación.

Para evitar que el volumen de agua contaminada se eleve aún más, la operadora ha disminuido la cantidad de agua que inyecta a diario en los reactores para intentar enfriarlos.

TEPCO intentó poner en marcha el sistema para descontaminar el agua radiactiva el pasado viernes pero tuvo que pararlo menos de cinco horas después de su activación por diversas averías.

El dispositivo, pionero en el mundo, está destinado a extraer y limpiar el liquido acumulado a un ritmo de 1.200 toneladas diarias para usarlo, posteriormente, como refrigerante en los reactores.

La operadora de Fukushima Daiichi considera que este sistema es fundamental para su objetivo de llevar los reactores a “parada fría” en enero de 2012 y dar por terminada la crisis nuclear iniciada el pasado 11 de marzo.