Bruselas, 23 Jun (Notimex).– El líder opositor griego Antonis Samaras rechazó hoy aquí los pedidos de la Unión Europea (UE) para que apoye el paquete de austeridad propuesto por Grecia, condicionado al pago de un préstamo de 12 mil millones de euros para salvar a ese país de la bancarrota.

“He apoyado plenamente un ajuste fiscal en Grecia. Sin embargo, la actual combinación de políticas implementadas por el gobierno socialista prevé más impuestos en una economía que se encuentra en una depresión sin precedentes”, sostuvo.

Samaras participó en Bruselas en la tradicional reunión de los partidos conservadores europeos junto a la canciller federal alemana Angela Merkel y el presidente francés Nicolas Sarkozy, horas antes de una cumbre de los Veintisiete en la que la crisis de la deuda griega tendrá el protagonismo.

La zona del euro exige que Grecia apruebe las nuevas reformas y un programa de privatizaciones valorado en 50 mil millones de euros como condición para desbloquear el pago del quinto tramo del préstamo de 110 mil millones de euros al país y concretar un segundo plan de rescate.

A juicio del líder opositor griego, las medidas prometidas por el gobierno del primer ministro Giorgios Papandreu “han creado serios problemas, como han demostrado todas las cifras actuales”.

“Necesitamos medidas correctivas para asegurar que la economía griega recupera y devuelve su deuda”, defendió Samaras.

Las nuevas reformas, que incluyen recortes de salarios, despidos de funcionarios y la venta de casi todas las compañías estatales, son rechazadas en bloque por la población griega, que fue convocada por los sindicatos a una huelga general el 28 y 29 de junio, cuando tendrá lugar la votación parlamentaria.