Jerusalén, 23 jun (EFE).- El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anunció hoy que endurecerá la situación de los presos palestinos, cuyas condiciones definió como “excelentes”, aunque no detalló las nuevas medidas.

“Las excelentes condiciones de las que disfrutan los terroristas en prisiones israelíes se van a acabar”, dijo en un discurso en la conferencia “Facing Tomorrow” de Jerusalén, que ha reunido hasta hoy durante tres días a líderes políticos, economistas, empresarios y expertos de la alta tecnología.

Netanyahu adelantó que su Gobierno va a “iniciar pasos serios” en dicha dirección porque está convencido de que una conjunción de “presión moral, política y de relaciones públicas diaria” hará que el soldado israelí cautivo en Gaza desde 2006, Guilad Shalit, “regrese sano y salvo a casa”.

“Estamos comprometidos con la ley israelí y la ley internacional, pero nada más allá”, subrayó.

El jefe de Gobierno solamente detalló una medida, pero se trata de una adoptada en 2009: “He parado este absurdo procedimiento por el que terroristas en cárceles israelíes que han asesinado gente inocente se inscriben en estudios académicos. No habrá licenciados por asesinato o doctorandos por terrorismo”.

Netanyahu hizo el anuncio el mismo día en que el movimiento islamista Hamás, que retiene a Shalit para negociar su canje por la liberación de unos mil presos palestinos, rechazó una petición de la Comité Internacional de la Cruz Roja para que dé señales de que se encuentra con vida.

La última prueba de que Shalit, que el próximo sábado cumple cinco años en cautiverio, vive data de octubre de 2009.

En marzo de 2009, a raíz de un fracaso en las negociaciones para liberarlo, el anterior Ejecutivo de Ehud Olmert aprobó medidas de represalia a los presos como limitar drásticamente las visitas de sus familiares, la lectura de periódico, escucha de radio o visionado de televisión.

También se endurecieron las directivas sobre entrega de dinero para uso en las cantinas de las cárceles, donde hay unos 7 mil reclusos palestinos.