Oaxaca, 23 Jun. (Notimex).- Al menos 150 mil niños de la entidad se encuentran en situación de pobreza extrema, afirmó el coordinador general de Financiamiento y Vinculación Internacional del gobierno estatal, Jaime Bolaños Cacho.

Tras participar en la firma de un convenio de colaboración entre el gobierno estatal y el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (UNICEF) señaló que los menores sobreviven “en situaciones similares y hasta más drásticas a las que se viven en África y Asia”.

Al respecto, el funcionario estatal afirmó que en estos casos, “el abandono es total”, dado que durante los últimos 80 años, no se les ha garantizado la salud, la educación y su derecho al desarrollo. “Prácticamente han sido vejados en sus derechos”, subrayó.

Estos 150 mil niños, dijo, representan el 10 por ciento de la población infantil en el estado, distribuidos en 59 municipios considerados dentro de los 125 con menor índice de desarrollo humano del país, principalmente localizados en las regiones Mixteca, en algunas zonas del Istmo y en los Valles Centrales.

Bolaños Cacho indicó que “en los últimos 10 años Oaxaca ha decrecido en su desarrollo y se ha colocado como el estado número 23 en ser el más pobre de la República Mexicana”.

En estas 59 comunidades puntualizó, “no hay circulante, y si lo hay, se calcula que cada familia tiene sólo un ingreso menor a un dólar”.

Por este motivo, añadió, la única oportunidad de sobrevivir es el autoconsumo, las pocas cosechas que pueden realizar, la recolección de frutos y el trueque, considerada una tradición en este tipo de comunidades regidas por los usos y costumbres.

En ese sentido, “lo primero es generar alianzas estratégicas con los diferentes sectores, pues es un problema que el gobierno no puede sacar por sí solo, y es un error histórico que han cometido los gobiernos anteriores”.

“Ahora la estrategia es ir todos juntos: sociedad civil, organizaciones de la sociedad civil, organizaciones sociales, sector empresarial, organismos multilaterales y bilaterales”, declaró el coordinador.

Lo anterior, según se dio a conocer, “a fin de garantizar los derechos de las niñas, niños y adolescentes oaxaqueños, y en particular de aquellos que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad, mediante la generación y desarrollo de políticas públicas, programas y acciones que promuevan su desarrollo integral”.