Luego de tres horas de intercambiar reclamos, ideas y propuestas, el presidente Felipe Calderón y los miembros del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad acordaron que entre hoy y mañana establecerán una comisión de seguimiento de todos los puntos tratados en la reunión del Castillo de Chapultepec; por parte del gobierno federal los interlocutores serán el secretario de Gobernación, José Francisco Blake, y la titular de la PGR, Marisela Morales.

Asimismo, Javier Sicilia comprometió al jefe del Ejecutivo federal para que se repita este ejercicio y se revisen avances dentro de tres meses, propuesta que el mandatario federal aceptó enseguida.

Además, luego de terminado este encuentro, el activista de Chihuahua, Julián LeBarón, anunció una nueva caravana de paz hacia el sureste de México que llegaría hasta Guatemala, ya que, a su juicio, es el momento de mandar un mensaje al mundo en el sentido de que la violencia no termina nunca con la violencia, con lo cual este gobierno no será recordado como el de miles de muertos ni los mexicanos “como una nación de salvajes, cobardes y sinvergüenzas”.

Durante su intervención en el marco del diálogo de Chapultepec, Lebaron pidió al presidente, al Ejército, a la Policía Federal y a las autoridades migratorias que los acompañen en la ruta de la caravana, pero “sin máscaras y sin armas, sólo como ciudadanos, como personas con el corazón descubierto para poder sentir”. Que vayan juntos, insistió, a donde ocurren actos de barbarie contra mexicanos “y también contra nuestros hermanos de Centro y Sudamérica”, para escuchar y humanizar juntos a víctimas y victimarios.

La lección debe quedar clara para todos, pues es tiempo de que el mundo reciba el mensaje de que la violencia no termina con la violencia y lograr el inicio de un sueño de paz y un acto de grandeza humana, destacó.