Caracas, 23 jun (EFE).- La Plataforma Foro por la Vida, que reúne a 17 organizaciones no gubernamentales venezolanas, denunció hoy una campaña de desprestigio y amenazas contra activistas y organismos de derechos humanos por parte del Gobierno y del oficialismo en medio de la crisis carcelaria que vive el país.

“Desde hace una semana hay una campaña muy intensa en medios del Estado contra las organizaciones de derechos humanos”, indicó a Efe el director de la organización Provea, Marino Alvarado, portavoz del foro.

Alvarado señaló que “esa situación se agravó” cuando el ministro de Interior, Tareck el Aissami, hizo señalamientos directos contra el director del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), Humberto Prado, quien, aseguró, ha recibido amenazas de muerte por teléfono en las últimas 48 horas.

El Gobierno acusó a Prado, dijo Alvarado, de tener un plan de desestabilización a partir de lo que está sucediendo en las cárceles, en momentos en que el Gobierno mantiene el sitio a una prisión cercana a Caracas desde hace una semana en el marco de una operación para desarmar y recuperar el control de esa penitenciaría.

El Aissami y otro miembros del Gobierno venezolano han denunciado reiteradamente ese supuesto plan desestabilizador del país acusando a diputados de la oposición y a medios de comunicación antigubernamentales.

“Responsabilizamos al ministro Tareck por la integridad física de Humberto Prado y su familia, pero a su vez ratificando que tenemos toda la disposición de diálogo”, dijo Alvarado, al señalar que al igual que convocó a todo el país para abordar la reforma policial debería llamar a las organizaciones a hablar sobre un plan penitenciario.

Afirmó que, además de las amenazas a Prado, ha habido descalificaciones a través de los medios contra Carlos Correa, director de la ONG Espacio Público; Feliciano Reyna, director de la coordinadora Sinergia, y él mismo.

El director de Provea dijo que en los últimos dos años ha habido un “creciente proceso de criminalización” de las organizaciones de la sociedad civil, usando los medios del Estado.

“Eso es algo que cada vez se hace más constante” y lo que está sucediendo forma parte de eso, sostuvo.

“Lo más suave que nos dicen es que somos agentes del imperialismo”, dijo, al manifestar su preocupación ante la posibilidad de que ese proceso se vuelva más intenso y recordar que hace seis meses comenzó un proceso de investigación penal de 16 organizaciones por su financiación exterior.

Alvarado afirmó que están gestionando una entrevista con el propio El Aissami para conversar sobre la situación.

Además, indicó que el foro de ONG envió el martes una comunicación a la Fiscalía denunciando la situación y están gestionando una reunión con la defensora del pueblo. EFE