Acapulco, 23 Jun. (Notimex).- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) iniciará una depuración con base a las reformas constitucionales que se hicieron en el año 2008, anunció el titular de la dependencia de Guerrero, Alberto López Rosas.

En entrevista en este puerto, dijo que el propósito es impartir la justicia de manera clara y transparente, y aclaró que no protegerá a nadie y que hasta el momento no ha llevado a nadie para cubrir a algún mando dentro de la corporación.

Insistió que nadie está seguro en su cargo, porque se trata de una función pública, además pueden ser depurados bajo el proceso que está en marcha, de acuerdo a las reformas en el sistema penal.

López Rosas expresó que están trabajando en el sistema de procuración de Justicia, con el único objetivo de darle a la ciudadanía confianza en los órganos de impartición de justicia.

Manifestó que cualquier ciudadano que se sienta perjudicado al momento de interponer una denuncia tiene la facultad de quejarse públicamente y reportar al funcionario que incurra en irregularidades, ya que no se permitirá ningún abuso a la ciudadanía de parte del personal de la PGJE.