La Paz, 23 Jun. (Notimex).- La denuncia presentada contra el ex gobernador del estado, Narciso Agúndez, por peculado y otros presuntos delitos, no obedece a venganzas políticas, afirmó el secretario general de Gobierno, Carlos Mendoza Davis.

Dijo que las denuncias presentadas contra funcionarios de la anterior administración no están fundamentadas en revanchismos o en intereses políticos, son el resultado de un trabajo serio y responsable de evaluación hecho en distintas áreas de la administración pública.

“Se trata de una denuncia de hechos debidamente sustentados en presuntas irregulares, y que serán las autoridades judiciales las que decidirán si existen elementos suficientes para fincar responsabilidades y actuar conforme lo dictan las leyes”, indicó.

El secretario general de Gobierno señaló que no hay otro interés que el compromiso con la legalidad y la transparencia en el ejercicio de la función pública, y si las revisiones que se hacen en cada una de las dependencias se encuentran irregularidades, se procederá a interponer la denuncia correspondiente.

“De suceder que se trate de un empleado en funciones estos deberán dejar sus cargos, para no entorpecer las indagatorias correspondientes, ya que es una responsabilidad de las instancias y el gobierno ser imparcial”, recalcó.

Mendoza Davis puntualizó que el tiempo habrá de generar una resolución sobre las denuncias de peculado, abuso de autoridad, coalición de servidores, falsedad y coparticipación en conductas ilícitas de funcionarios públicos.

Ello, en relación con una venta de 50 millones de pesos por debajo de su valor comercial de unos predios propiedad del gobierno del estado en el municipio de Los Cabos.