Washington, 23 jun (EFE).- Daniel Spitler, un pirata informático, se declaró hoy culpable de un ataque a los servidores de la compañía telefónica AT&T y la publicación de información personal de unos 120.000 usuarios de iPad, informó el Departamento de Justicia.

Spitler, de 26 años, admitió su culpabilidad en los cargos de fraude y piratería cibernética, dijo la portavoz de ese Departamento Rebecakh Carmichael, quien precisó que el joven encara penas de un máximo de 10 años en prisión.

Pero, bajo un acuerdo con la Fiscalía en Nueva Jersey por el cual Spitler se declaró culpable, las autoridades recomendarán una sentencia de 12 a 18 meses.

Spitler es uno de dos hombres acusados por el ataque de junio de 2010 que abochornó a Apple y AT&T y atrajo la atención internacional sobre el grupo de “hackers” Goatse Security.

El otro sospechoso, Andrew Auernheimer, sigue negociando un acuerdo por el cual se declarará culpable.

Cuando ocurrió la incursión, los piratas de Goatse afirmaron que simplemente procuraban llamar la atención de AT&T sobre las brechas del sistema de seguridad en su sitio de internet.

Los individuos descubrieron que cualquier persona podía hacer preguntas al sitio y obtener la dirección electrónica y los números de identificador de la tarjeta de circuito integrado (ICC-ID) de los usuarios de iPad.

Según los documentos presentados ante la justicia, los sospechosos escribieron un guión que hacía preguntas sobre los números ICC-ID (que se usan para identificar la tarjeta de comunicación en el iPad) y sometieron las preguntas al sitio de internet de AT&T.

Así, el grupo descubrió las direcciones electrónicas de miembros de las Fuerzas Armadas, políticos y dirigentes empresariales incluidos el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg y el ex jefe de gabinete de la Casa Blanca Rahm Emanuel.