Guatemala, 23 Jun (Notimex).- El presidente de Guatemala, Alvaro Colom, dijo hoy que la conferencia sobre seguridad de Centroamérica, concluida hoy, dará “frutos” a corto, mediano y largo plazos por la voluntad de “hacer un frente común contra el crimen organizado”.

El gobernante guatemalteco encabezó el acto de cierre de la Conferencia Internacional de Apoyo a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica, que sesionó el miércoles y jueves en un hotel de la ciudad de Guatemala.

A la cita, convocada por Guatemala y el Sistema de la Integración Centroamericana (Sica), asistieron 110 delegaciones de 55 países, foros multilaterales e instituciones financieras internacionales, que prometieron ayuda por unos dos mil millones de dólares.

Participaron en la reunión los presidentes de México, Felipe Calderón; Colombia, Juan Manuel Santos, y de los países parte del Sica -Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá-, así como la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton.

Colom, al clausurar el cónclave, destacó “la voluntad determinante de los gobernantes de los países del Sica por hacer un frente común contra el crimen organizado”.

“El resultado de la conferencia consolida esa decisión y también compromete a la región para que este trabajo que hoy está culminando pueda tener sus frutos a un corto, mediano y largo plazos”, puntualizó.

Estimó importante la “extensa participación de 110 delegaciones”, en virtud de que se hizo conciencia en el mundo de la situación de violencia e inseguridad que vive Centroamérica como consecuencia del narcotráfico y el crimen organizado.

El canciller Haroldo Rodas aseveró por su lado que el gobierno de Guatemala, que ejerce la Presidencia pro témpore del Sica, “concluimos que hemos logrado cubrir con creces los objetivos trazados” con la conferencia internacional.

Dijo que uno de los objetivo alcanzados fue involucrar a los países y a la cooperación internacional en la atención y solución del problema del narcotráfico y del crimen organizado en la región.

Sobre el apoyo financiero obtenido en la conferencia, señaló que en principio se tiene “registro de unos dos mil millones de dólares” y que se realizará una reunión en El Salvador para definir y concretar los aportes de los países y los organismos internacionales.

El Banco Mundial anunció en la víspera que pondría a disposición de Centroamérica un financiamiento de mil millones de dólares, en tanto que el Banco Interamericano de Desarrollo ofreció desembolsar 500 millones de dólares para la estrategia de seguridad regional.

Colom, en rueda de prensa luego de la clausura, dijo que los gobiernos de Centroamérica estudian la posibilidad de aplicar un impuesto en materia de seguridad con el fin de contar con un presupuesto específico para el combate al crimen.

El representante de la cúpula empresarial de Guatemala, Roberto Ardón, rechazó de manera categórica la creación de un nuevo tributo para cubrir los gastos de seguridad y resaltó que primero se deben atacar problemas como la corrupción, el contrabando y la evasión fiscal.

El titular del Sica, Juan Antonio Alemán, aclaró por su parte que la institución regional “no tiene opinión al respecto” de la creación de un impuesto para seguridad y que en todo caso “es un tema de cada país” del sistema integracionista regional.