México, 23 Jul. (Notimex).- Por incurrir en publicidad engañosa con imágenes y leyendas inexactas en su producto “Cajita Feliz”, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) sancionó con 684 mil 584 pesos a la empresa McDonald’s.

Con base en lo dispuesto en el artículo 32 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, Profeco ordenó suspender la publicidad que aseguraba la inclusión de fruta como postre en la “Cajita Feliz”, ya que contiene imágenes inexactas que inducen a la confusión, además de incumplir el peso del contenido, entre otras irregularidades.

De acuerdo con una denuncia presentada, la dependencia dio trámite y seguimiento al expediente, sin que la empresa acreditara con pruebas idóneas la veracidad de la publicidad referida para la “Cajita Feliz”, no obstante argumentar que para conservar la frescura de la fruta se expendía sellada al alto vacío.

Conforme a la Ley, Profeco ordenó como medida precautoria, suspender la publicidad, por cualquier medio o forma, de la inclusión de fruta como postre en la “Cajita Feliz”.

En un comunicado, la Procuraduría resaltó que con estas acciones reitera su compromiso de defender y proteger los derechos de la población al combatir las prácticas comerciales abusivas y la publicidad engañosa.

COCA-COLA NIEGA SANCIÓN

Coca-Cola de México aclaró hoy que su campaña publicitaria, en la cual aludía que una porción de esa bebida es equivalente a 149 calorías, no fue sancionada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ni la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Explicó que si bien la Cofepris solicitó información a la compañía por dicha campaña, luego de una denuncia que interpuso la asociación civil El Poder del Consumidor por ser publicidad engañosa, entregó en tiempo y forma la información requerida por la autoridad sanitaria.

La refresquera expuso en un comunicado que la campaña, que inició en marzo y concluyó a mediados julio, “cumple con lo exigido por la Ley General de Salud en Materia de Publicidad, en donde se requiere que las campañas sean orientadoras y educativas respecto del producto que se trate”.

El presidente de Coca-Cola en México, Francisco Crespo, dijo que ofrecen datos claros en sus productos para que los consumidores tomen decisiones informadas de acuerdo con su estilo de vida, y fomentan a las personas a llevar una vida activa.

Asimismo, señaló que el sobrepeso y la obesidad son problemas multifactoriales derivados de estilos de vida sedentarios, malos hábitos alimenticios, factores genéticos, emocionales y sociales, entre otros, de modo que ningún alimento o bebida en particular se puede considerar un factor único que los ocasione.

Recordó que la firma no anuncia sus productos en programas infantiles, y ninguna de sus marcas dirige sus mensajes publicitarios, ya sea por radio, televisión, impresos, Internet o telefonía celular, a niños menores de 12 años, como parte de su política global de mercadotecnia responsable.

Por lo que continuará ofreciendo su gama de productos de forma creativa, “pero siempre apegada a la ley”, y continuará promoviendo la importancia de saber elegir los productos de manera informada para ayudar a los consumidores a tomar mejores decisiones.