En el Estado de México, desde hace décadas, gobierna sin ningún contrapeso el Partido Revolucionario Institucional (PRI). No existe la oposición en las viejas fuerzas políticas, dice el Alcalde electo de Texcoco por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) Higinio Martínez Miranda. Se trata de una entidad en donde parece que el Gobernador Eruviel Ávila Villegas hace lo que quiere, a su gusto, sin que nadie diga nada, agrega.

Sin embargo, no siempre fue así. En algún punto de la historia el Partido de la Revolución Democrática (PRD) logró avances significativos y los desaprovechó. Pero los líderes locales y nacionales se entregaron a los brazos de los priistas y el resultado actual es una entidad con más de 16 millones de habitantes, plagada de pobreza, feminicidios, inseguridad y delincuencia, explica Martínez Miranda.

Pero de las entrañas de ese perredismo surgió un puñado de políticos con oficio, fundadores y formados en la izquierda que se unieron al proyecto de Andrés Manuel López Obrador y que buscan, asegura el Alcalde electo, arrebatar la gubernatura en 2017, si es posible, al Grupo Atlacomulco, el cual asegura ya no es lo que fue, debido a los tropiezos de ese grupo de amigos que hoy conducen el destino de México.

dhdhdhdh Foto:

Higinio Martínez Miranda, Alcalde electo de Texcoco, Estado de México, como representante de Morena. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo

Ciudad de México, 23 de julio (SinEmbargo).– Higinio Martínez Miranda incursionó por primera vez en la política en 1975. Tenía 17 años y entonces el líder de izquierda a seguir era Heberto Castillo Martínez. Fue fundador del Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT) en 1976 en Texcoco, Estado de México. Después fundó el Partido de la Revolución Democrática (PRD), en donde militó hasta 2011.

Higinio tuvo varios cargos como perredista: fue legislador en varias ocasiones –Diputado local y Senador de la República– presidente del partido en el Estado de México y hasta Alcalde de Texcoco entre 2003-2006. Se considera un hombre de izquierda y cercano a Andrés Manuel López Obrador. Un viejo lobo de mar que conoce bien, asegura, al Grupo Atlacomulco que gobierna al país y al Edomex.

El pasado 7 de  junio de nuevo fue electo Presidente Municipal de la localidad, pero por Morena. Para lograrlo enfrentó a los miembros de Antorcha Campesina y al candidato del PRI, a su dinero y poder en el Edomex. Pero ganó. Morena se llevó el triunfo en la alcaldía y las diputaciones locales y federales en Texcoco. La entidad se convirtió en el segundo lugar en votos, después del Distrito Federal, para el partido que lidera López Obrador, seguida por Veracruz.

Si Morena no se corrompe, dice, existe la esperanza de recuperar el proyecto de izquierda para la entidad, que carece de una oposición real a los gobiernos priistas en el PRD y en Partido Acción Nacional (PAN).

Antes de 2018, dice, Morena podría dar la sorpresa en 2017 en el Estado de México. No lo descarta. El país está en crisis en manos del PRI y un ex Gobernador mexiquense, Enrique Peña Nieto.

***

Foto: Luis Barrón, SinEmbargo

El priista Eruviel Ávila a gobernado muy mal en el Edomex y eso favorecerá a Morena, prevé Higinio Martínez. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo

–¿Qué significa para Morena el triunfo en Texcoco?

–Es de alto significado, gana el municipio, el distrito local y federal. Es un triunfo significativo porque será el único municipio que tendrá Morena en el Estado de México, pero no es cualquier municipio. Es uno de los más importantes. Es nada más uno de los municipios que tiene proyectado con el nuevo aeropuerto más de 165 mil millones de pesos en inversión.

–¿Por qué dejó al PRD en 2011?

–Ya se había perdido el proyecto. Era una lucha por el poder nada más.

–¿El PRD dejó de ser un contrapeso en el Estado de México?

–Yo fui presidente del PRD. En 2006 se generó expectativa. AMLO arrasa en el Estado de México. Para 2012 el PRD se empezó a perder, se desvió el rumbo.

–¿Por qué se perdió?

–Por los dirigentes. La misma historia. Todos sabemos porqué renunció Andrés Manuel y Cuauhtémoc Cárdenas. El PRD resultó un proyecto fallido.

–¿Fueron “Los Chuchos”?

–Son varios dirigentes: “Los Chuchos”, los de ADN [Alternativa Democrática Nacional] de Héctor Bautista [López], quien tiene su principal bastión en el Edomex.

– Eruviel Ávila, ¿gobierna sin oposición?

–La oposición la ganamos. El PRD ganó Ecatepec, Nezahualcoyotl, otros municipios como Valle de Chalco. El PRD empezó a penetrar en su momento. El PRI perdió mayoría. El grupo Atlacomulco es un mito, ya no tiene la fuerza de antes. En el Estado de México somos 16 millones de habitantes. En algún momento si se sumaban el PRD y PAN en el Congreso, el PRI no era invencible. Gobernando Enrique Peña había 21 diputados del PRI, 20 del PRD y 20 del PAN. Hay ejemplos de que se puede ganar, pero todo eso se perdió. Ahora tenemos al PAN con una verdadera alianza con el Gobierno federal y estatal. Lo que quedó del PRD, es un aliado de Eruviel Ávila.

La opción que queda es Morena, que tiene siete diputados locales. Es un buen resultado y la perspectiva es buena para Morena en el Edomex, siempre y cuando no pierda el rumbo.

–¿Cuántos líderes se salieron del PRD para sumarse a Morena en el Edomex?

–Varios líderes, casi todos los que fueron presidentes del partido. Los que quedan dentro del PRD son el grupo del senador de Héctor Bautista y la gente de Nueva Izquierda o ‘Los Chuchos’. Nos  salimos una fuerza importante, muchos dirigentes que estamos tratando de conducir a Morena en el Edomex. Aprendimos del PRD. Yo nunca estuve en el PRI, no es malo haber estado, pero nunca estuve, siempre estuve en la izquierda y sabemos ahora qué no debe hacer Morena, qué debe evitar. Todavía hay algunos problemas que vamos a corregir.

–¿Cómo ve el futuro para Morena en el Edomex entonces? ¿En cuánto tiempo podrán llegar a la gubernatura?

–El Gobierno de Eruviel va para abajo, han hecho mal. Eruviel no está atendiendo los problemas del estado. Está pensando como lo hizo Arturo Montiel en su momento: que el Edomex es un trampolín para irse a otro lugar más arriba. No hay inversión, infraestructura, control de la legislatura local, no hay participación política, los partidos están callados, no se cuenta con el PRD, con el PAN. Conozco bien a la clase política y no hay hoy una diferencia entre el PAN, PRD y el PRI en el Edomex. No hay una oposición real contra Eruviel y  por eso los feminicidios, la falta de inversión, donde parece que no pasa nada. Todo esto se da, insisto, por la pasividad, la colusión, compromisos y complicidad del grado que sea de los partidos de oposición al Gobierno de Eruviel.

En 2017 habrá elecciones para Gobernador, podemos aspirar a ganar. Son dos años, pero con un Gobierno como el de Eruviel y con un Gobierno federal que tiene el sello que se llama Edomex, porque la gente ubica a Peña Nieto con el Estado de México, yo veo muy viable avanzar en la entidad.

–¿Qué tan difícil fue ganar Texcoco?

– El PRI no quería que  Texcoco y Atenco quedaran en manos de Morena. Porque Morena es Andrés Manuel y por el tema del aeropuerto. El gobierno no quería perder y nos mandó gente de Antorcha Campesina, que es un grupo paramilitar, violento, represor, con recursos económicos propios de los gobiernos que tienen, con negocios y con fuerza. La tarea fue difícil, pero lo logramos.

–¿Lo amenazaron?

–En persona no, de forma indirecta lo decían.

–Me dice que uno de los temas principales por los que el PRI no quería perder Texcoco es el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México…

–Sí, el aeropuerto genera muchas dudas en todos. Hacer un aeropuerto en lo que era un lago. La construcción será muy costosa y para dónde va a crecer. No lo hará hacia el DF, porque no hay espacio, ni para Ecatepec. Crecerá para Texcoco y para Atenco.

–¿Qué les ha dicho el Gobierno federal?

–Nadie del Gobierno federal nos ha dicho nada. Si se va a llenar de casas. Lo hemos dicho: no nos interesa si hay 10 ó 12 pistas. Si será de primer mundo, si estará bonito. Nuestra preocupación es qué pasará con Texcoco, hacia dónde crecerá. Hay especialistas que están hablando de esto y nosotros queremos hablar con ellos, porque no hemos tenido una respuesta del gobierno federal en cuanto a nuestras dudas.

No nos han solicitado nada, hasta ahorita están trabajando donde piensan que es territorio de Atenco y Ecatepec. Lo que nos imaginamos es que no quieren trabajar nada en Texcoco que los obligue a pedir permisos de construcción. Pero nosotros tenemos nuestras reservas y no podemos decir sí al aeropuerto, sino conocemos ni siquiera el plan maestro. El Gobierno federal tiene la obligación de presentarnos ese plan a todos los municipios involucrados.