El Colectivo de Comunidades Mayas de los Chenes, Greenpeace México, MA OGM Colectivo y Cemda denunciaron que el Juez Segundo de Distrito de Campeche emitió un acuerdo a favor de Monsanto para que la consulta sobre soya transgénica se lleve a cabo sólo con seis comunidades en lugar de las 34 como se había acordado previamente.

El 85 por ciento de la soya que se sembró este año en el municipio de Hopelchén, en Campeche, es soya transgénica y pertenece a Monsanto.

Ciudad de México, 23 de octubre (SinEmbargo).– Después de un año y medio de consulta sobre soya transgénica, el Juez Segundo de Distrito de Campeche emitió un acuerdo a favor de Monsanto para que la consulta se lleve a cabo sólo con seis comunidades en lugar de las 34 como se había acordado previamente, acusaron comunidades mayas.

En un comunicado firmado por organizaciones y autoridades de comunidades de los Chenes, alertaron que la decisión del Juzgado ignoró la siembra ilegal de soya transgénica en más de 23mil hectáreas del municipio de Hopelchén en Campeche.

“La trasnacional, de enorme poder económico y político en nuestro país y el mundo, envuelta en múltiples demandas legales por los efectos negativos provocados por sus productos y escándalos por corrupción, logró presionar al juez de distrito para que emitiera acuerdos (de fecha 19 y 20 de septiembre de 2017) en los juicios de amparo interpuestos por miembros de las comunidades mayas para dividirlas”, expusieron.

El acuerdo del juez establece que la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (CIBIOGEM) y la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) deben consultar únicamente a seis de 34 comunidades: SucTuc, Xmaben, Cancabchén, Pakchén, Ich-Ek y Bolonchén de Rejón.

Este acuerdo del Juez, dijeron las comunidades, va en contra de todo el trabajo de un año y medio de las comunidades mayas de Hopelchén que están siendo consultadas sobre la liberación comercial de la soya transgénica de Monsanto y de los acuerdos de las comunidades de ir juntas en el proceso.

En meses anteriores, los miembros de las comunidades le habían solicitado al Juez en diversas ocasiones obligar a la CIBIOGEM y la CDI a continuar la consulta reconociendo a sus autoridades y representantes, sin embargo, acusaron, “el Juez Novelo Pérez los ignoró”.

También se le solicitó que obligara al SENASICA a impedir la siembra de soya transgénica en la zona, ya que el permiso para ello está suspendido por orden de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sin embargo “hizo caso omiso a esta solicitud”.

Las comunidades lamentaron la decisión del Juez y la calificaron como una medida discriminatoria.

“La discriminación continúa y otros deciden las políticas públicas para sus territorios ancestrales, su gente y sus pueblos”, expusieron.

El 85 por ciento de la soya que se sembró este año en el municipio de Hopelchén, en Campeche, es soya transgénica y pertenece a Monsanto.

El Colectivo de Comunidades Mayas de los Chenes, Greenpeace México, MA OGM Colectivo y el Centro de Derecho Ambiental (Cemda) alertaron que la contaminación del manto freático de la península de Yucatán por cocteles de agroquímicos, incluyendo el glifosato, afecta la salud de todos sus pobladores.

“Los apicultores tuvieron afectaciones graves en el 80 por ciento de sus colonias esta y la temporada pasada, y la Sagarpa y demás instancias de gobierno se niegan a apoyarlos, mientras que sí dan apoyos a los productores de soya”, indicaron.