Londres, 24 Jun (Notimex).- El Tribunal Penal Internacional para Ruanda condenó a cadena perpetua a la exministra Pauline Nyiramasuhuko, la primera mujer condenada por genocidio por el tribunal.

La ex ministra para la Familia y Desarrollo de la Mujer de Ruanda fue declarada culpable de ayudar a planificar el genocidio y de organizar la violación de mujeres y niñas, informó la cadena británica BBC.

Nyiramasuhuko, de 65 años, fue enjuiciada en Tanzania, junto a su hijo y cuatro oficiales del ejército ruandés, en un caso que duró diez años.

El Tribunal Penal Internacional para Ruanda le halló culpable, además, de organizar milicias de hutus cuyo objetivo debía ser acabar con la población tutsi en el menor tiempo posible.

Se estima que unos 800 mil tutsis y hutus moderados fueron asesinados durante el genocidio de Ruanda, en 1994.