Tuxtla Gutiérrez, 24 Jun. (Notimex).- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) inició investigaciones por la presunta desaparición del migrante de El Salvador, Mario Palacios.

Ante la denuncia presentada por el Consulado de ese país en Tapachula, en relación a la desaparición de un migrante salvadoreño en territorio mexicano, la Fiscalía Especializada en Atención a Delitos Cometidos en Contra de Inmigrantes, inició la averiguación previa 150/FEDCCI-CJT1/2011.

La denuncia señaló que familiares reportaron la desaparición del migrante que hace un mes salió de su país, con el objetivo de llegar a Estados Unidos, 12 días después llegó a la Ciudad de México, desde donde se comunicó por última vez.

Mediante un comunicado, la dependencia precisó que el migrante reportó a sus familiares que se encontraba bien y buscaría trabajo mientras continuaba su camino, aunque parientes que radican en Estados Unidos recibieron una llamada donde le manifestaron que Mario Palacios estaba secuestrado por el grupo delictivo de “Los Zetas”.

La PGJE precisó que durante la llamada, los delincuentes le exigieron tres mil dólares a cambio de su liberación, pero hace unas horas los plagiarios se volvieron a comunicar y colocaron en la bocina a la víctima, pero no pudo hablar con ellos.

En esta última llamada nuevamente fueron intimidados con privar de la vida a Mario Palacios si no depositaban el dinero, en tanto que la familia que envió la carta a las autoridades salvadoreñas expone que desconoce en qué lugar se encuentra el migrante.

A su vez, la representación de El Salvador en México, a través de su vicecónsul en Tapachula, Luis Perdomo Vidal, decidió acercarse a la Fiscalía Especializada en Atención a Delitos Cometidos en Contra de Inmigrantes para presentar una denuncia y solicitar apoyo para las investigaciones.

Agregó que la Fiscalía ha iniciado el desahogo de las diligencias, entre las que destaca el intercambio de información con autoridades de todos los niveles de gobierno, para lograr dar con el paradero del ciudadano salvadoreño.