Phoenix, 24 Jun (Notimex).- El aumento en detención de inmigrantes genera “condiciones inhumanas” en los cinco centros de detención de Arizona, donde existen aglomeraciones, abusos y reclusiones prolongadas, denunció una organización de derechos civiles.

La Unión Americana de Libertades Civiles de Arizona (ACLU por sus siglas en inglés) difundió un reporte de 36 páginas en el que a través de entrevistas y monitoreo de 115 inmigrantes, documenta experiencias en esos centros de detención del gobierno federal.

“Muchos de los hombres y mujeres con los que hablamos permanecen detenidos innecesariamente durante meses, algunos hasta años, en condiciones terribles que ponen en peligro su seguridad y bienestar”, declaró Victoria López, abogada de ACLU en Arizona.

López, a cargo del reporte, así como otros representantes de ACLU conversaron con los inmigrantes en repetidas ocasiones y sostuvieron luego correspondencia con ellos a lo largo de dos años, entre marzo de 2009 y marzo de 2010, para la elaboración del informe.

Las políticas de inmigración, que incluyen la aplicación de las leyes de inmigración por parte de autoridades locales, han conducido a un incremento del 58 por ciento en detenciones en los últimos seis años, señaló.

El reporte titulado “En sus propias palabras: soportando el abuso en los centros de detención de inmigración en Arizona”, señaló que el aumento ha generado la construcción de nuevos centros de detención operados por compañías privadas o por condados.

Apuntó que no existen normas que se hagan cumplir cabalmente y con poca supervisión sobre la prestación de cuidado médico, procedimientos para presentar quejas, y el trato en general de los detenidos.

En las conclusiones del reporte, la ACLU demanda que los centros de detención de inmigrantes en Arizona, ubicados todos en las comunidades de Eloy y Florence, sean supervisados por algún organismo o institución independiente.

Además, que monitoree sus instalaciones y vigile el trato que se les da a los inmigrantes en los centros de detención.