Chilpancingo, 24 Jun. (Notimex).- Por lo menos 100 centros educativos del nivel preescolar se mantienen sin clases, por un paro laboral que mantienen los docentes del sector 2, inconformes por la designación de Noemí Méndez Leyva, a quien acusan de arbitraria y mal funcionaria.

Desde ayer jueves, decenas de casas de campaña fueron instaladas sobre la avenida de la Juventud, junto a la oficina de la secretaria de Educación Guerrero, Silvia Romero Suárez, en exigencia de que sea reinstalada Rosario Bravo de la Cruz.

De acuerdo con los inconformes, desde hace tres semanas han permanecido en protesta, y en consecuencia, desde entonces los niños del nivel preescolar carecen de atención.

Los maestros solo acuden una vez cada semana para proporcionarles información a los padres de familia sobre las negociaciones.

Julia Oyorzábal Hernández, líder del movimiento, informó que los centros educativos sin atención permanecen en los municipios de Chilpancingo, Quechultenango y Mochitlán.

Este día, los inconformes sostendrían un encuentro con las autoridades de la Secretaría de Educación Guerrero, para tratar de llegar a un acuerdo y reanudar las labores en los jardines de niños, debido a que está por terminar el ciclo escolar.

Los maestros inconformes advirtieron con continuar con la movilización en caso de no encontrar una respuesta favorable a la exigencia de que sea reincorporada en su espacio Rosario Bravo de la Cruz.