La Habana, 24 jun (EFE).- Cuba y Rusia firmaron hoy en La Habana, tres contratos de asociación económica para la exploración y explotación de petróleo, informaron medios oficiales.

Los tratos suscritos entre las empresas estatales Unión de Cubapetróleo (Cupet), de la isla caribeña, y la rusa Zarubezhneft, serán ejecutados en un yacimiento de Boca de Jaruco, al noreste de La Habana, según la Agencia de Información Nacional (AIN).

El director de Cupet, Raúl Felipe del Prado, valoró la importancia de esta inversión, por lo que representa para la economía del país, y la calificó como “un hito” en la cooperación entre Cupet y la empresa rusa, con la que se prevén otros negocios.

Explicó que el objetivo es la recuperación e incremento de la producción en esa zona del litoral habanero y pronosticó “buenos resultados” con la introducción de la novedosa tecnología que se empleará.

Por su parte, el director de Zarubezhneft, Nikolay Grigonievich, consideró “beneficiosa” la asociación y se mostró esperanzado de que los métodos de exploración permitirán aumentar el coeficiente de recuperación de petróleo.

Asimismo, el embajador de Rusia en Habana, Mijail Kaminin, declaró que una empresa tan importante de su país como Zarubezhneft, llegó a Cuba “para quedarse y seguir cooperando con Cupet en bien de los dos Estados”.

La entidad petrolera rusa abrió hace un año una oficina de operaciones en La Habana con el fin de incrementar las producciones de petróleo y gas acompañante en los próximos años.

En noviembre de 2009 los Gobiernos de Cuba y Rusia firmaron otros cuatro contratos de asociación para la exploración a riesgo, tanto en tierra como en el mar y la extracción de petróleo en la isla, según informaron directivos del Ministerio de la Industria Básica cubana.

Esos acuerdos permiten operaciones de la empresa rusa por 25 años en bloques ubicados en las provincias cubanas de Matanzas, Sancti Spíritus, Villa Clara y Ciego de Ávila.

Cuba abrió la posibilidad de inversión extranjera en su sector energético en 1991 y, desde entonces, se estima que las compañías internacionales han invertido más de 2.800 millones de dólares en la exploración y producción de petróleo.

Cuba dispone en aguas del Golfo de México de una Zona Económica Exclusiva (ZEE) con una extensión de unos 112.000 kilómetros cuadrados, divididos en 59 bloques, de los que 22 están contratados por varias compañías petroleras extranjeras como la hispano-argentina Repsol-YPF, la venezolana PDVSA y la vietnamita PetroVietnam.

De acuerdo con datos oficiales, la isla mantiene también 8 bloques de perforación en tierra negociados con la empresa estatal Cuba Petróleo (Cupet) y cinco más con compañías extranjeras.

Además, se estima que en los últimos siete años la producción anual de petróleo en Cuba se ha “estabilizado” en unos 21 millones de barriles anuales.