México, 24 jun (EFE).- El Gobierno mexicano, encabezado por el presidente Felipe Calderón, envió hoy casi 2 mil 800 militares al norteño estado de Tamaulipas, fronterizo con Estados Unidos, para reforzar la seguridad pública, informaron fuentes oficiales.

Las Secretarías de Gobernación (Segob) y de la Defensa Nacional (Sedena) precisaron en un comunicado que el envío de soldados responde a una petición del Gobierno estatal con el fin de fortalecer las medidas de seguridad pública en una región donde ya hay presencia castrense.

Asimismo, indicaron que la presencia del Ejército tiene como objetivo fortalecer “la capacidad de las instituciones del Gobierno estatal” y forma parte integral de la estrategia para garantizar la seguridad en todo el país.

Las autoridades aseguraron que este apoyo “es de carácter temporal y extraordinario” y afirmaron que los militares serán desplegados en los 22 municipios de este estado con el fin de permitir “el proceso de depuración, reclutamiento y adiestramiento del personal” de las corporaciones de seguridad pública de Tamaulipas.

El Gobierno aseguró que estas acciones reflejan el compromiso para garantizar la vigencia del Estado de derecho y proteger la integridad de los ciudadanos.

En los últimos doce meses en Tamaulipas fueron encontrados al menos 265 cadáveres, 72 de ellos de inmigrantes indocumentados, todos en el municipio de San Fernando, asesinados por el grupo Los Zetas, quienes mantienen un guerra contra sus exaliados del cartel del Golfo.

Durante la actual administración que comenzó en 2006, la lucha emprendida contra el narcotráfico generó una ola de violencia que ha dejado unos 40 mil muertos como resultado de los enfrentamientos entre los grupos delictivos y de estos con las fuerzas federales.